Rocas sedimentarias

Ejemplo de rocas sedimentarias
Rocas sedimentarias » Qué son, características, cómo se forman, tipos

Las rocas sedimentarias integran el grupo más pequeño de rocas y también el más expuesto a la atmósfera, hidrósfera y biósfera. Cubren el 75% del suelo. Están compuestas por derrubios o depósitos de piedras producidos por la erosión y evolución del relieve. Las partículas que se desprenden de rocas de todos los tipos están sujetas a modificación. Son afectadas en el medio de sedimentación, el trayecto hacia la cuenca, y más frecuentemente, en la cavidad sedimentaria.

¿Qué son las rocas sedimentarias?

Las rocas sedimentarias son las constituidas por sedimentos, materia sólida derivada del desgaste y alteración de rocas ígneas, metamórficas y sedimentarias. Se caracterizan por la disposición de los sedimentos en estratos o vetas, cuyos elementos constituyentes se muestran sueltos o consolidados.

Procesos que ocurren en la atmósfera, hidrósfera y biósfera, meteorizan el material geológico convirtiéndolo en partículas. Éstas son trasladadas y depositadas en diferentes lugares de acuerdo al agente externo participante: agua, hielo o viento. En el destino final, las piedras disgregadas se compactan, recristalizan o cementan a través del proceso conocido como diagénesis.

La formación del nuevo cuerpo rocoso implica adaptaciones físicas, químicas y bioquímicas en los sedimentos. Ocurre en el suelo y subsuelo, en los primeros 7 u 8 kilómetros de la corteza terrestre.

¿Cuáles son sus características?

Cubren cerca del 75% de la superficie terrestre; más, su volumen es reducido. Especialmente si se coteja con las rocas ígneas, presentes en gran parte de la corteza y el manto de la Tierra.

Están compuestas por la materia derivada del desgaste y descomposición de otras rocas. En algunos casos, completada por restos fósiles de animales y plantas.

En las cuencas se acumulan infinidad de sedimentos. Las partículas depositadas se compactan y modifican lentamente en el llamado tiempo geológico.

Las rocas resultantes se distinguen por su manifestación en bandas o estratos, que revelan el tipo y procedencia del material, también el tiempo de formación de la roca. Las particularidades de los sedimentos y por ende de las rocas dependen de cómo y dónde se produjo el residuo.

¿Cuál es su origen?

Comienzan con la diagénesis, tratamientos físicos, químicos y bioquímicos que se desarrollan mayormente en medios marinos, costeros y de plataforma continental. O, en zonas terrestres subacuáticas y cuencas de antepaís, al margen de los orógenos. Áreas con grados de presión y temperatura que favorecen la compresión y cementación, relleno parcial o total de los poros de los derrubios. También la recristalización, reemplazamiento, disolución y autogénesis de estos.

El grado de alteración diagenética de los minerales depende del rango de sedimentación, también del tiempo y la hondura donde se hallen. Los depósitos más antiguos y profundos dan origen a rocas menos huecas y menos penetrables.

¿Cómo se forman?

El ciclo litológico o ciclo de las rocas explica las transiciones que sufre el material en el tiempo geológico y que dan lugar a los diferentes tipos de rocas. La transición a roca sedimentaria inicia con la erosión y/o alteración de rocas ya existentes expuestas a la atmósfera.

Las sedimentaciones removidas de las rocas cambian de apariencia y/o orden químico por la acción de agentes transportadores (agua, viento, nieve), contaminación o actividad biológica. Se depositan en determinados medios en forma de estratos, que por procesos diagenéticos pasan a convertirse de nuevo en una roca.

Entre los mecanismos propios de la diagénesis está la compresión mecánica o físico-química de los sedimentos, que implica modificación en la forma u orientación de los granos. La cementación que rellena los poros. La recristalización que modifica el tamaño del cristal, esfuerzo y geometría. Y el remplazamiento, la sustitución de un mineral por otro.

También se desarrolla el proceso de suspensión de los minerales inestables, que se disuelven en agua y la autogénesis o manifestación de nuevos minerales. Todos, mecanismos responsables de la génesis de las rocas.

¿Qué tipo de rocas sedimentarias existen?

Predominan dos tipos de rocas sedimentarias: detríticas y no detríticas. Las primeras, de textura clástica, formadas por sedimentos que han sido trasportados en estado sólido. Las segundas, constituidas en menos del 50% por compuestos clásticos.

Las rocas sedimentarias detríticas se agrupan según su tamaño en ruditas arenitas y lutitas. Las ruditas son las de mayor medida, constituyen granos, bloques o cantos que pueden alcanzar los 256mm. Las arenitas son las más comunes, miden en promedio entre 2-1/16mm; sueltas se denominan arenas; cementadas son areniscas. Las lutitas son pequeñas, inferior a 1/16mm; en este grupo entran los limos y las arcillas.

Las no detríticas se dividen en químicas, bioquímicas y organógenas. Las químicas se forman por reacción directa producto de fluidos cargados de elementos. Las bioquímicas se derivan de la acumulación de residuos orgánicos, precipitados catalizados biológicamente y de cuerpos silíceos. Las organógenas provienen de las distintas formas de vida, la acumulación de esqueletos y órganos animales y vegetales. Estas últimas llegan a convertirse en importantes fuentes de energía.

¿Cómo se clasifican?

Según el proceso de formación, las rocas sedimentarias se denominan: 

Según su composición, se clasifican en:

¿Cómo es la textura de las rocas sedimentarias?

De acuerdo a su origen, clastos o sustancias iónicas, las rocas sedimentarias muestran textura clástica o textura cristalina, respectivamente. Algunas encierran en su estructura vastas cantidades de restos orgánicos, éstas presentan la denominada textura bioclástica.

La textura clástica es propia de las rocas sedimentarias detríticas. La constituyen clastos, fragmentos de minerales o rocas cubiertos por una matriz y/o cemento que sirven de nexo. La matriz, también de origen detrítico, es un material muy fino de composición principalmente arcillosa. El cemento es de origen diagenético, está compuesto por minerales carbonatados o sílice.

La textura cristalina es característica de las rocas carbonatadas y evaporíticas. Consiste en la repetición regular de iones, átomos o moléculas, unidades asimétricas que conforman un mosaico de cristales minerales. Se manifiesta por precipitación química a partir de fluidos.

¿Cuál es su composición?

Las rocas sedimentarias tienen componentes principalmente clásticos o terrígenos. Fragmentos de rocas y cristales originarios de rocas ígneas, metamórficas y otras sedimentarias. Su configuración y grosor están relacionados con el transporte desde el medio o ambiente de sedimentación hasta el área donde se alojan.

Contienen además componentes ortoquímicos y aloquímicos. Los primeros son elementos desarrollados por impresión química o bioquímica en el medio de sedimentación, la transferencia o fase de acumulación. Los materiales aloquímicos se forman en la cuenca sedimentaria, tienen forma de clastos. Aparecen asociados a la roca sedimentaria en la que se encuentran.

¿Cuáles son los usos de las rocas sedimentarias?

Las rocas sedimentarias se usan en diversas industrias. Se explotan de acuerdo a su distribución, prominencia y calidad. Constituyen depósitos de restos fósiles, fuentes de agua, energía, metales y minerales industriales. Proporcionan además materiales básicos para la elaboración de productos químicos de uso industrial y doméstico.

Poseen un gran valor para la ciencia, conservan restos de esqueletos y partes blandas de animales y plantas prehistóricas. A través de su estudio se puede deducir qué procesos ocurrieron y qué formas de vida concurrieron en determinado período geológico.

Los acuíferos más prominentes se hallan en rocas sedimentarias.

Las rocas sedimentarias de origen orgánico reservan gas y petróleo, entre otras fuentes de energía de gran provecho.

Las piedras calizas se emplean en la fabricación de cemento. La grava, arena y arcilla se aplican complemento o base en construcciones civiles.

Fosforitas y evaporitas son aprovechadas en la fabricación de fármacos y productos agrícolas.

Las arcillas son utilizadas artesanal e industrialmente en la elaboración de productos cosméticos; y en la preparación de pinturas.

Ejemplos

Entre las rocas sedimentarias no detríticas, destacan las rocas carbonatadas, compuestas por materiales formados en las cuencas sedimentarias o en zonas inmediatas. Sus compuestos primarios son la calcita y la dolomita. Algunas rocas están hechas mayormente de calcita, son llamadas calizas; en otras el mineral reinante es la dolomita, se dicen entonces dolomías.

Además de las rocas carbonatadas, son notables las rocas evaporitas, sales y yesos. Se forman por reacción química provocada por las sustancias disueltas en el agua del mar y los lagos.

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2021). Rocas sedimentarias. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/rocas-sedimentarias/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Rocas Rocas ígneas
Rocas metamórficas