Alfabeto griego

¿Cuándo surgió? En el siglo IX a.C.
Alfabeto griego

El alfabeto griego fue el primer sistema de escritura que reunió consonantes y vocales. Tiene su origen en las relaciones comerciales entre griegos y fenicios. Abrió las puertas a la popularización de la cultura griega, también al desarrollo de otros abecedarios de gran importancia en el mundo. Es el alfabeto oficial en Grecia, también en la República de Chipre. Consta de 24 signos, utilizados para los textos en lengua griega. También en otros idiomas como símbolos matemáticos, técnicos o científicos.

¿Qué es el alfabeto griego?

El alfabeto griego es el método de escritura creado por los griegos aproximadamente en el siglo IX a.C. Se deriva del alfabeto consonántico fenicio. Es considerado el primer alfabeto completo de la historia, expresa los fonemas individuales del idioma. Cada vocal y consonante se encuentran representadas por un símbolo diferente.

Originalmente existieron al menos dos variantes del alfabeto griego, la occidental y la oriental. A partir de la adaptación occidental o Calcídica se desarrollaron otros importantes sistemas de escritura, entre ellos el etrusco y el romano.

El uso del alfabeto griego se extiende hasta nuestros días, es el idioma autóctono de los griegos. Sirve además a las ciencias y matemáticas. Las letras griegas, mayúsculas y minúsculas, representan entidades con notación matemática distintas y no relacionadas.

¿Cuál es su origen?

Antes de la invención del alfabeto, los griegos recurrían para escribir al sistema lineal B. El silabario empleado en Micenas, uno de los mayores centros de la civilización griega, era una versión antigua de los dialectos: arcadio-chipriota y jónico-ártico. No reproducía cabalmente la fonética del lenguaje micénico.

Para el siglo IX a.C., la civilización fenicia se había extendido a lo largo del Levante mediterráneo. Mantenía fuertes nexos comerciales y culturales con los griegos. Su alfabeto, un sistema simple integrado por 22 ideogramas, sólo consonantes, se difundió por toda la región.

Los griegos valoraron el alfabeto fenicio y lo adaptaron para su uso. Convirtieron signos que significaban aspiración en vocales y cambiaron la enunciación de algunas letras. Añadieron además tres nuevos símbolos: fi y gi, sonidos aspirados, y psi. Resultó un alfabeto completo para la traducción de la lengua griega.

Historia del alfabeto griego

Aproximadamente en el siglo IX a.C. los griegos adaptaron el alfabeto fenicio para la documentación de su idioma. Su aporte más significativo fue la introducción de las vocales, no plasmadas en el sistema fenicio. Agregaron tres nuevos caracteres: fi, gi, psi; y cambiaron la pronunciación de algunas letras, acentuando la diferencia lingüística entre ambos idiomas. 

El alfabeto griego arcaico fue modificado durante la época clásica. Se desecharon entonces las letras digamma, adaptación de la wua fenicia; y la san, por ser igual a la sigma. También la qoppa, arreglo de la explosiva qop fenicia, que no encajaba entre los sonidos griegos.

En Jonia, costa centro-occidental de Anatolia, se estableció a partir del abecedario griego un sistema de numeración. Cada grafía, inclusive las excluidas del alfabeto: digamma, san y qoppa, reproducía un número. Se introdujo además la letra sampi para la serie de las centenas.

Las letras digamma, san, qoppa y sampi se tornaron arcaicas antes del desarrollo de la minúscula, en el siglo IX d.C. Figuran sólo como secuelas o reconstrucciones de manuscritos en los que se usaban para la numeración.

¿Para qué sirve?

El griego es el sistema de escritura autóctono en Grecia y uno de los alfabetos más antiguos de Europa. Su constitución dio lugar a las primeras inscripciones legislativas, la tradición escrita y la creación de otros abecedarios.

Los griegos innovaron al introducir las vocales en su alfabeto. Cada región de la Grecia antigua desarrolló su propia variante del alfabeto, entre las más conocidas están la occidental y la oriental. De la variante occidental derivó el alfabeto etrusco y más tarde el alfabeto latino, también llamado romano, el más usado en el mundo.

La versión oriental del alfabeto es hoy la más utilizada, tras ser adoptada en el siglo V a.C. en Atenas, una de las principales polis griegas.

¿Cuáles son sus características?

El alfabeto griego clásico está compuesto por 24 signos, 17 consonantes (β, γ, δ, ζ, θ, κ, λ, μ, ν, ξ, π, ρ, σ, τ, φ, χ, ψ) y 7 vocales (α, ε, η, ι, ο, υ, ω).

Cada letra tiene dos representaciones, la mayúscula utilizada para los nombres propios o iniciar una frase, y la minúscula. Sólo la letra sigma se escribe de tres formas diferentes, Σ en mayúscula, σ en minúscula, y ς al término de una palabra. En griego no existe la variante cursiva, las letras se escriben separadas como en la imprenta.

En mayúscula, 14 de las 24 letras griegas coinciden con grafías latinas, más no precisamente con sus fonemas. En la forma minúscula no existen coincidencias entre ambos alfabetos.

El griego actual se escribe de izquierda a derecha. Originalmente se escribía en ambas direcciones, iniciando por el lado derecho o izquierdo, de acuerdo a donde se haya concluido la línea anterior. A esta forma se le conocía como bustrófedon.

¿Quién creo el alfabeto griego?

El alfabeto griego surge del intercambio comercial y cultural entre los griegos y los fenicios. Se dice tuvo su origen en la costa levantina de Asia o Levante mediterráneo, zona comercial que unía la costa y Egipto con los países del Oriente Medio.

Es factible que los mercaderes griegos atraídos por la simplicidad y facilidad de expresión del alfabeto fenicio lo adoptaran para mejorar las relaciones. Adecuándolo luego a la lengua griega.

La adaptación de la escritura implicó cambios como la incorporación de las vocales, inexistentes en el sistema fenicio. También el orden de izquierda a derecha, con el que se evitaba la inversión de los caracteres.

¿Cómo es su pronunciación?

Las vocales griegas se clasifican en breves, ε, ο, α ι, υ; o largas, η, ω, α, ι, υ. Tres de ellas: α, ι, υ, pueden ser de ambas formas según la palabra e idioma. El inventario de las consonantes es más amplio, incluye las oclusivas: labiales (β, π, φ), dentales (δ, τ, θ) y velares (γ, κ, χ), producidas por la detención y posterior liberación del flujo de aire.

También las consonantes líquidas λ, ρ, producidas por la obstrucción a lo largo del eje longitudinal de la lengua o hecha mediante vibraciones. Las nasales μ, ν, logradas cuando el aire fluye a través de la nariz. La silbante σ, que sale a través de un canal formado por la lengua en la cavidad bucal y se encuentra con un obstáculo. Y finalmente, las consonantes dobles ζ, ξ, ψ, formadas como se indica por dos consonantes.

La pronunciación actual de las letras griegas no corresponde del todo a la pronunciación del griego clásico. Esto debido a la evolución de la lengua en el transcurso de la historia. Algunas consonantes se han vuelto más sonoras, ejemplo: la gamma se pronuncia como Y. Y la beta ya no es una β oclusiva, sino una V fricativa, según la antigua clasificación en el habla de Castilla.

¿Qué relación tiene el alfabeto griego con las matemáticas?

En la antigüedad las letras griegas eran utilizadas para expresar cifras. En el siglo IV a.C. se estandarizó su uso con la creación del sistema de numeración jónico. Este comprendía las 24 letras habituales y las tres letras arcaicas.

Las primeras nueve letras, de la alfa a la zeta, equivalían a los números del 1 al 9. Las siguientes nueve, de la iota a la qoppa, equivalían a las decenas 10, 20, 30… Y las nueve restantes, desde la ro hasta zade, las centenas. Si el número era mayor a 900, se colocaba un apóstrofe en la parte baja de la letra, del lado izquierdo, para multiplicar su valor por mil. El sistema carecía de ceros.

Hoy el sistema de numeración jónico está en desuso, inclusive en Grecia, fue reemplazado por el arábigo. Más los signos griegos continúan usándose en las matemáticas y las ciencias. Denotan constantes, funciones especiales y variables que representan ciertas cantidades.

En matemáticas, las letras griegas ε, ϵ y π, ϖ, entre otras, se utilizan como símbolos. En las finanzas matemáticas, son variables que describen el riesgo de inversiones. En Astrología, sirven para identificar cada estrella, según el esquema de designación Bayer.

Infinidad de conceptos matemáticos y científicos son representados por una letra griega. Alfa es igual al primer ángulo de un triángulo opuesto al lado A, el ángulo de ataque de un avión, y el coeficiente de expansión terminal lineal. Representa además la ferrita de hierro y numerosas fases dentro de la ciencia de materiales. También la tasa de falsos positivos en las estadísticas.

Gamma significa la circulación en dinámica de fluidos; y el grupo modular, grupo de transformaciones lineales fraccionarias. El peso específico de las sustancias, la relación de capacidad calorífica en termodinámica, y la función gamma completa inferior. Es una larga lista de connotaciones.

¿Por qué es importante?

La introducción del alfabeto griego permitió la escritura en el idioma y su difusión en todo el territorio, sin distinción de clases sociales. Hasta el siglo IX a.C. sólo los escribas y algunas clases privilegiadas dominaban la escritura. La sencillez del nuevo sistema ayudó a la alfabetización, la codificación de leyes escritas y la creación de obras literarias. Favoreció las relaciones comerciales, la transmisión de conocimientos y mitos comunes.

Además, el sistema de consonantes y vocales griegas sirvió de base para la creación de otros sistemas de escritura. La versión oriental del alfabeto griego es hoy la fuente oficial en la región. Más no se desconoce su variante occidental y la enorme incidencia que tiene en gran parte de los abecedarios utilizados en Occidente. Destacan entre ellos el latino, gótico, glagolítico y cirílico moderno.

Ejemplos

Algunos ejemplos del alfabeto griego son:

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2021). Alfabeto griego. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/alfabeto-griego/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Petroglifos Jeroglíficos
Alfabeto latino Alfabeto cirílico
Alfabeto rúnico Alfabeto ruso
Alfabeto fenicio Escritura cuneiforme