Historieta

Mafalda y Copetín son algunos ejemplos de historietas
Historieta » Qué es, características, origen, historia, elementos, ejemplos

El uso de imágenes y viñetas es una de sus principales características. La hay de cartón, de secuencia y tipo tira. Se usa para entretener, educar e incluso representar escenas propias de la cotidianidad. La historieta es más que un recurso narrativo. Es un elemento de gran utilidad para promover el aprendizaje, exponer opiniones y expresar emociones. Mafalda y cientos de personajes más se han encargado de demostrarlo.

¿Qué es?

A la historieta se le conoce también como cómic, comiquita y tira cómica. Es un género artístico y periodístico compuesto por una secuencia de viñetas ilustradas que, acompañadas de texto o no, pueden contar una historia. Basada en hechos reales o ficticios, busca entretener o educar al lector. Generalmente se diseña sobre papel, pero el avance de las comunicaciones ha dado pie a la creación de formatos digitales llamados e-cómics o webcomics.

¿Cuáles son las características de una historieta?

Las historietas suelen ir en una tira de recuadros, pero también las hay en páginas completas y hasta en formato de libros o revistas. Su contenido puede ser de índole juvenil, infantil, humorístico, satírico o literario. Contempla el uso de dibujos, palabras onomatopéyicas, líneas curvas o rectas, globos, cuadros y otros elementos gráficos que ayudan a representar a los personajes y a estructurar las escenas. Algunas de sus características más notorias son:

¿Cuál es su origen?

No existen datos certeros sobre el origen de la historieta, pero se presume que, al igual que otras formas de arte, tiene sus bases en los jeroglíficos antiguos. Pero como producto cultural de la modernidad industrial, empezó a desarrollarse en paralelo con la evolución de la prensa. La invención de la imprenta y posteriormente de la litografía, contribuyó a su tratamiento como género artístico y medio de comunicación.

¿Cuál es su historia?

Mucho se ha contado sobre la historia de las historietas. Las pinturas murales del Antiguo Egipto han sido vinculadas a sus orígenes. Pero su verdadero progreso comenzó con la invención de la imprenta. Entre los precursores de este arte se menciona a Wikkiam Hogarth (1697-1764), quien creó una obra compuesta de una serie de ocho lienzos llamada “A Rake`s Progress”.

Sin embargo, hay muchos otros personajes relacionados con sus inicios y desarrollo. A humoristas gráficos ingleses como Isaac Cruikshank, por ejemplo, se le adjudica la invención del globo de diálogo y a Josef Fanz von Goez, se le menciona como el creador del primer libro de historietas llamado “Lenardo und Blandine”, (1783). Con la introducción de la litografía, en 1789, se comenzó la reproducción masiva, y así la globalización de este instrumento narrativo.

Pesa a los antecedentes, se estima que la primera historieta reconocida como tal haya sido publicada en Estados Unidos, en 1895. Fue “The Yellow kid”, protagonizada por un satírico personaje vestido de amarillo que enviaba mensajes políticos al lector. Obra de Hogan’s Alley dio lugar al término “prensa amarilla”.

Innumerables fueron las incursiones, pero sin duda la edad de oro del cómic llegó en el siglo XX con la aparición de “Popeye el marino” (1919),

“Buck Rogers” (1929), “Mickey Mouse” (1930), “Dick Tracy (1931), “Flash Gordon” (1934) o “Tarzán” (1937). ¿La novedad? Un grafismo mucho más realista que comenzó a captar audiencias de todo el mundo.

 “Tintín” (1929), “Superman” (1938), “Batman” (1939), “Antorcha Humana” (1939), “Namor” (1939), «Capitán América» (1941) y “La Mujer Maravilla” (1941)” marcaron un gran hito en la expansión de este producto que hasta este momento se ha mantenido vivo gracias a la prensa, las revistas, los periódicos y los libros.

¿Cuáles son sus elementos?

Generalmente en el equipo de producción intervienen guionistas, dibujantes, coloristas y letristas. Con sus conocimientos específicos dan “vida” a cada uno de los elementos que componen la historieta. Entre ellos destacan:

¿Qué tipos de historieta existen?

Los tipos de historietas son tan amplios como géneros literarios o narrativos existentes. De allí que podemos encontrar historietas cómicas, policíacas, futuristas, legendarias, sentimentales, religiosas, infantiles, publicitarias y biográficas. También las hay de ciencia ficción, costumbristas, de terror, deportivas, de hechos reales y hasta pornográficas.

Según la presentación hay quienes describen las siguientes tipografías:

¿Cómo se hace una historieta?

En el proceso de elaboración de una historieta se establecen tres pasos importantes:

El desarrollo de una historieta tiene múltiples beneficios, puesto que potencia la imaginación, perfecciona la comprensión lectora, incrementa el vocabulario y representa una excelente herramienta para promover la interpretación, el resumen y la cohesión secuencial.

Una buena manera de comenzar es buscando inspiración en materiales ya elaborados. A partir de allí pueden surgir personajes propios, a los que poco a poco se irán añadiendo cualidades o defectos. Una vez identificados y dibujados, es preciso elaborar un guion que servirá de base para la definición de la cantidad de viñetas o cuadros que tendrá la historieta. 

Un detalle esencial, es el estudio del significado de cada elemento. Especial importancia tienen los bocadillos, compuestos por el globo y el rabillo, ya que tienen diferentes sentidos según su forma y diseño.

¿Cuál es su estructura narrativa?

Como se dijo anteriormente, el fin primordial de la historieta es la transmisión de mensajes concretos mediante ilustraciones y pequeños diálogos. Con dibujos contundentes y escasas palabras pueden entretener, educar, orientar… de una manera bastante singular.

Sus creadores ordenan los hechos en secuencias. Los principales marcan el avance de la narración y los secundarios la complementan. Para ello se valen de una estructura narrativa convencional, conformada por una introducción, un desarrollo o nudo y un desenlace.

¿Qué importancia tiene la historieta?

La importancia de la historieta se centra en su utilidad para el fomento del aprendizaje. Los cómics son un recurso divertido y ágil para favorecer la iniciación lectora. Son ideales para la adquisición de vocabulario, así como el desarrollo del pensamiento, la memorización, la concentración, la creatividad, la expresión oral y escrita, y la alfabetización visual.

Para muchos estudiosos, las historietas son capaces de entregar estímulos que van más allá de la simple información cognoscitiva. De allí que son capaces de promover una movilización emocional consciente e inconsciente que saca a flote componentes de la vida afectiva, actitudes, valores, sentimientos e incluso paradigmas.

Su valor como recurso didáctico ha sido investigado durante muchos años y en buena parte de ellos se ha demostrado su gran valía en el potenciamiento de la creatividad. Leyendo o creando historietas se puede lograr en el niño los siguientes beneficios:

Ejemplos

Incontables son las historietas que han ganado fama a nivel mundial. Estas tres son de gran renombre en América Latina y más allá…

Recientemente, el diario El País publicó una selección de las 15 mejores obras para entender y disfrutar de este arte. Ese listado incluye las siguientes:

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2021). Historieta. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/historieta/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Fotografía Artes visuales
Mosaico Cinematografía
Grabado Dibujo
Pintura Escultura