Arte prehistórico

Cuándo se desarrolló: Desde el 40 000 a.C. al 3 300 a.C.
Arte prehistórico

El concepto de arte -con estética y función definida- es relativamente nuevo. En la prehistoria era solo una forma de manifestación humana. La pintura rupestre y las tallas en piedra, madera o hueso, pequeñas y tridimensionales, caracterizan al arte prehistórico. También los monumentos megalíticos. Se desconocen la utilidad y significado de las representaciones artísticas elaboradas por el homo sapiens antes de la escritura. Las imágenes y piezas han sido comparadas con otras similares, de más recientes épocas, para equiparar su uso e importancia. El estudio de su data, geografía de la población, materiales y técnicas empleadas avanza a la par de las nuevas tecnologías.

¿Qué es el arte prehistórico?

Arte prehistórico es toda aquella manifestación del arte producida durante los cimientos de la humanidad, antes de la aparición de la escritura. Se circunscribe a Europa Occidental, por hallarse en la región la mayor cantidad y calidad de yacimientos. Sin embargo, interesantes hallazgos en otros continentes le confieren a este arte un carácter universal.

Se compone de pinturas rupestres colmadas de símbolos y dibujos, algunas veces repetidos. También del llamado arte mueble, piezas pequeñas, tridimensionales y portables decoradas con motivos figurativos y abstractos. Y de grandes monumentos de piedra, conocidos como megalitos.

Las obras de la prehistoria no encajan en el concepto reciente de arte, que se perfila hacia lo estético. Se cree eran meramente instrumentales, aunque se desconoce el significado y utilidad de gran parte de ellas. Están relacionadas a rituales y creencias mítico-religiosas.

¿Cuáles son sus características?

El arte prehistórico es rupestre. Está hecho en las rocas y de rocas. Los dibujos o pinturas se manifiestan en el interior de las cavernas y en abrigos rocosos. Aparecen en las zonas más ocultas o de difícil contemplación. En el exterior, los monumentos megalíticos estaban hechos de rocas sin labrar. Una o varias piedras de gran tamaño daban lugar a la construcción.

El realismo es un elemento característico del arte prehistórico. El hombre reproducía a través de la pintura y otras formas del arte la verdad que le rodeaba. La pintura goza de esquematismo, es simbólica, fácilmente comprensible y documental. Las esculturas tenían formas y estilos diversos. Eran llevadas por el hombre de un lugar a otro o depositadas en recintos funerarios.

Predominan en el arte las figuras humanas y de animales: bisontes, jabalíes y caballos, entre otros. También los signos abstractos o ideomorfos, así como las líneas y puntos, entre otras formas geométricas.

¿Cuál es su origen?

El origen del arte prehistórico es incierto, tanto como el comienzo y final de la prehistoria. En términos generales éste período va desde el surgimiento de los homínidos (luego homo sapiens) hasta la aparición de la escritura. El arte se enmarca entonces entre la Edad de Piedra y la Edad de los Metales.

Las más antiguas manifestaciones artísticas datan del período Paleolítico,  40 000 años antes de Cristo. Las muestras son contadas, generalmente halladas en rocas, labradas en marfil y enterradas en suelos de lo que fue algún centro poblado o en recintos funerarios. A partir de los hallazgos se han emprendido estudios, y elaborado teorías o hipótesis sobre su utilidad, significado y periodización.

Las expresiones plásticas plasmadas en materiales perecederos como la madera, el cuero de animales o la piel humana se dan por perdidas. Al margen de ellas están las figuras pintadas en las paredes, grabados, amuletos, objetos rituales y formas de cerámica. También los monolitos, tótems, espadas, escudos y brazaletes decorados.

Las evidencias apuntan a orígenes rituales, religiosos e inclusive relacionados con la magia propiciatoria. No estacionados en un tiempo, espacio y cultura concreta. Es diverso. El Arte de la prehistoria es más descriptivo que narrativo.

¿Cuáles son los tipos de arte prehistórico?

De la prehistoria destacan tres formas del arte: rupestre, mueble o mobiliario, y megalítico. El arte rupestre también denominado animalismo parietal se caracteriza por la representación de animales, escenas de caza y figuras asociadas a la divinidad. Por estar hecho en las paredes internas de las cavernas ha logrado conservarse durante miles de años, 40 000 a.C.

El arte mueble o mobiliario consta de figuras y objetos pequeños y tridimensionales que los humanos portaban de un lugar a otro. Las esculturas prehistóricas estaban talladas en roca, marfil (cuernos de animal), hueso o modeladas en arcilla. Las miniaturas poseían generalmente forma de animales y personas.

Rocas gigantes levantadas verticalmente, individuales o en conjunto, constituían los monumentos del arte megalítico. Se distinguen entre ellos los menhir, dolmen y crómlech, éste último es una arquitectura en forma de círculo constituida por varios menhir y dólmenes. Se calcula que las obras megalíticas se construyeron entre el Neolítico y la Edad de Bronce.

Etapas del arte prehistórico

La evolución del arte en la prehistoria se remite a tres etapas o periodos: Paleolítico, Neolítico y la Edad de los Metales.

Con el homo sapiens, hacia el Paleolítico Superior (40 000 a.C- 10 000 a.C), surgen las representaciones de animales en las cuevas. Expresiones gráficas y esculturas de relativa uniformidad en gran parte Europa y el mundo. Algunos hallazgos han hecho pensar en el arte concebido en el Paleolítico Medio o el Inferior, hace cientos de miles de años.

El arte del Neolítico estuvo influenciado por la estratificación social y los primeros sistemas de creencias establecidos entre los años 8 000 a.C y 6 000 a.C. Se continúan tallando las figuras femeninas asociadas con la fertilidad, llamadas Venus. Surgen otras representaciones humanas y se suman las divinas, ídolos, amuletos y artes funerarios. También las primeras formas en arcilla o cerámica, elaboradas con ayuda de moldes o en tornos.

Durante la Edad de los Metales, 4 500 a.C, se aprendió la fundición del cobre, bronce y hierro, materiales con los que se elaboraban armas, escudos y símbolos. En este período se intensificaron los rituales funerarios y se desarrolló el culto al sol, estrechamente asociado a las formaciones megalíticas.

¿Cómo es la pintura del arte prehistórico?

Sobre las paredes rocosas de las cavernas eran pintados símbolos, figuras de animales y escenas de caza, caracterizadas por un alto realismo. En regiones como la cantábrica se evidencia el uso de policromías, con patrones de esquematismo y abstracción. Mientras que en la zona levantina las pinturas son monocromas o de dos colores. 

Se empleaban entonces pigmentos minerales y orgánicos, fragmentos de rocas y restos vegetales, grasa de animales, saliva, e inclusive sangre. Se pintaba con el uso de los dedos, la superposición de las manos, pinceles rudimentarios o celdas improvisadas. Se cree en el uso de otras técnicas como el pulverizado con la boca.

Los bultos o relieves de las rocas eran utilizados para dar volumen, sombra o profundidad a las figuras. Con el paso de los años se han encontrado símbolos, formas geométricas y muestras pictóricas también en utensilios, decorando finos grabados. El relieve de los objetos se lograba con buriles de sílex.

Por los materiales, técnicas y su ubicación recóndita en los salones o recamaras de las cuevas, las pinturas primitivas han permanecido intactas durante miles de años.

¿Cómo es la escultura del arte prehistórico?

En la escultura de la prehistoria los temas continúan siendo formas abstractas, con predominio de la geometría, animales y figuras humanas. Simbólicas, estilizadas y con acentuación de sus rasgos. En los objetos obtenidos en las excavaciones se evidencia una clara sucesión de temas, estilos y técnicas. Se trata de esculturas miniaturas talladas en piedra, hueso, dientes, marfil (cuernos o astas de animal), modeladas en arcilla y más adelante hechas en metal.

La escultura más común según los hallazgos es la figura femenina sin rostro denominada Venus, voluptuosa y con destacados atributos sexuales. La Venus se relaciona con el culto al sexo y la fertilidad. Otras estatuillas o esculturas portátiles características de la época representan bisontes, jabalíes y caballos. Forman parte del llamado arte mueble, mobiliar o mobiliario.

Los objetos tridimensionales y de reducido tamaño se diferencian de otros instrumentos de la época, por sus materiales, técnicas y motivos. Entonces resaltaba la técnica del grabado con buril, con la que podían conseguirse altos relieves y finos acabados.

¿Cómo es la arquitectura del arte prehistórico?

Un arte emblemático de la prehistoria es el monumento megalítico. Es constituido por una o varias piedras gigantes clavadas verticalmente en la tierra, que en ocasiones se conectan a través de rocas horizontales. Están trabajadas en bruto o ligeramente labradas. Para ser instaladas debieron ameritar el esfuerzo de muchos hombres o eficientes mecanismos de fuerza.

Hasta la fecha se han encontrado monumentos megalíticos de diversos tipos, desde menhir o monolitos (piedra en solitario), hasta dólmenes y crómlechs. En conjunto forman alineaciones, círculos, taulas y navetas. Se ubican en la Edad de los Metales, en un ambiente de creciente espiritualidad, como parte del culto al sol y la naturaleza.

Los dólmenes servían además como cámara funeraria o lugar de reuniones ante eventos importantes. En muchos casos se desconoce la procedencia y utilidad específica. Se carece de información oral o escrita para sopesar su importancia y trascendencia.

¿Cuáles son sus obras más destacadas?

El bisonte encogido (pintura rupestre) hallado en la segunda mitad del siglo XIX en la cueva de Altamira, Cantabria, España. Es una de las obras prehistóricas de mayor valor artístico. Cronológicamente se ubica en el Paleolítico Superior, con más de 15 000 años de antigüedad. Figuras con las mismas características fueron descubiertas en lo sucesivo en otras cuevas de España y Francia.

La Venus de Willendorf (escultura portátil) fue descubierta a principios del s. XX en Austria, rescatada del suelo y llevada a exposición en el Museo de Historia Natural de Viena. Mide 11 centímetros de altura y no puede sostenerse en pie, como otras Venus paleolíticas posee exagerados atributos femeninos. Fue creada entre los años 26 000 y 22 000 a.C.

Otra escultura de singular importancia es el Caballo de Saint-Germain-en-Laye, Francia, hoy exhibido en el Museo de Antigüedades Nacionales.

En cuanto a la obra arquitectónica más nombrada de la era prehistórica, se dice es el Stonehenge. El monumento megalítico tipo crómlech está ubicado en Wiltshire, Inglaterra, y data de la última parte del Neolítico y principios de la Edad de Bronce. Está compuesto por círculos de piedra, alineaciones ceremoniales, montículos y fosos.

¿Cuáles son sus principales representantes?

El arte -aunque no conocido como tal- era la forma de expresión del hombre. A él pertenece. Habían sociedades no literarias, con tradiciones que trascendieron en espacios y tiempos limitados. El arte prehistórico se circunscribe principalmente a los países de Europa Occidental, donde se hicieron constantes materiales, técnicas y temáticas.

África, América y Oceanía también conservan y exhiben manifestaciones del arte que datan de la Edad de Piedra y la Edad de los Metales. Más, la vigencia de modos de vida primitivos o aborígenes en estos continentes conlleva a la reevaluación de las obras. Generalmente se catalogan como arte histórico o terminan comparándose con los parámetros europeos de arte prehistórico.

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2019). Arte prehistórico. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/arte-prehistorico/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Arte griego Arte medieval
Arte románico Arte romano
Arte rupestre Arte contemporáneo
Arte egipcio Arte bizantino