Pintura abstracta

Cuándo se desarrolló: Desde 1 910 - Actualidad
Pintura abstracta

La pintura abstracta es una manifestación artística que ayuda a expresar las ideas tal como se conciben o se sienten. No importa que exista una figura concreta y convencional de ellas, hay libertad de expresión según las emociones de cada artista. En ella son fundamentales la forma, el color y la estructura. Algunos la rechazan, otros la defienden. Cada espectador decide.

¿Qué es?

Es la representación pictórica del arte abstracto. Constituye una propuesta innovadora resultante de variados movimientos artísticos surgidos a inicios del siglo XX. Se opone a la pintura clásica conocida, puesto que no centra su interés en las figuras reales existentes. Por el contrario, resalta del valor de las ideas, los colores y la forma.

La pintura abstracta representa la realidad conocida de forma diferente. Por eso el artista plasma sus sentimientos y percepciones en un lienzo sin copiar lo que ve. Lo crea y representa de forma particular y única, poniendo de manifiesto su creatividad. Fue Kandinsky, en la primera década de 1900, el primero que empezó a pintar ideas y sentimientos; colores y formas.

¿Cuáles son sus características?

La característica principal de esta pintura es su oposición al arte figurativo. Otros de sus rasgos propios son:

¿Qué tipos de pintura abstracta existen?

Esta propuesta se cimentó en dos líneas de pensamiento, una relacionada con el arte decorativo y la otra con la música. De aquí la existencia de dos tipos principales de pintura abstracta, diferentes entre sí, pero no excluyentes. Es decir, ambas pueden exponerse en una misma representación.

¿Cuáles son las etapas de la pintura abstracta?

Se diferencian dos etapas en el desarrollo de la pintura abstracta:

¿Qué técnicas emplea la pintura abstracta?

Desde que comenzó, la pintura abstracta se hizo sentir manifestándose de diferentes maneras. Para ello aplicó muchas técnicas expresivas, entre ellas la geometría. Igualmente acudió a estilos inherentes al surrealismo. Los pintores también se las ingeniaron aplicando técnicas particulares como collage, efecto all –over, pinturas negras y goteo, entre muchas otras. 

¿Cómo era la pintura abstracta española?

En España, al principio no se observó mucho interés por este tipo de arte. Los pintores de la época seguían identificándose con el arte tradicional figurativo. A pesar del auge mundial de la pintura abstracta en los años 50, las circunstancias políticas que vivía el país desfavorecieron el reconocimiento y práctica de la abstracción.

Las expresiones estéticas diferentes, con un lenguaje no comprensible para la mayoría de las personas, eran consideradas subversivas y ofensivas. Las instituciones defendían un arte academicista cónsono con los valores nacionales. Quien se atreviera a hacer arte abstracto se exponía a ser catalogado como un enemigo político.

Fueron los incipientes artistas españoles residentes en países extranjeros, como Francia e Italia, quienes conocieron, en sus viajes, propuestas artísticas prevalecientes como el arte abstracto, reflejo de ideas, emociones y temperamentos de sus autores. Para ese momento ellos desearon tener la libertad de crear de la misma manera, sin ser juzgados. Y fue así como se inició la incursión del arte abstracto en España.

Durante la postguerra, a lo largo de los años 50, se fue abriendo camino. Sus defensores estimaban que el apoyo de la iglesia podía contribuir a que el arte abstracto dejara de ser minoritario, y varios se unieron para realizar exposiciones y publicaciones colectivas.

Con exactitud fueron cinco los creadores que se concentraron en ese esfuerzo, Dau al Set en Barcelona, El Paso en Madrid, Parpalló en Valencia, Gaur en Vitoria y el colectivo fundador del Museo de Arte Abstracto Español en Cuenca.

¿Cómo era la pintura abstracta francesa?

Los fundadores de este arte en Francia fueron los Delaunay o los Duchamp-Villon en 1912. Fue en el año de 1930 cuando se presenta el primer movimiento histórico de abstracción francesa, con el Cercle et Carré financiado por Seuphor. En 1931 hasta 1937, se fundó el movimiento denominado Abstracción – Creación. Fue impulsado por A. Herbin, con la cooperación de otros artistas. 

En esta misma década se presentó la muestra pintura abstracta del galerista D. René. Para los cuarenta, en su galería se organizó una exposición colectiva de arte concreto, tendencia dentro de la pintura abstracta.

Todas estas iniciativas, hicieron que la tendencia pareciera una especie de formula académica por la vinculación existente entre los artistas de la abstracción geométrica. Muchos artistas reaccionaron violentamente contra el movimiento.

En medio de controversias surge la abstracción lírica que privilegia en la pintura el trazo, el movimiento y la emoción. Fue creada por Georges Mathieu, unos de los pintores franceses más famosos del mundo en las décadas de los 60 y 70.

¿Cómo era la pintura abstracta latinoamericana?

La pintura abstracta latinoamericana se propagó por todo el mundo como un movimiento profundo, rebelde, lleno de color. Son muchos los artistas que contribuyeron a proyectar esta expresión artística tal como la percibía cada uno.

Joaquín Torres García de Uruguay, en 1929, en París, creó el grupo Cecle et Carré que significa círculo y cuadrado. También impactó en valiosos artistas latinoamericanos como David Alfaro Siqueiros de México, con el estilo geométrico-abstracto.

Siqueiros a su vez realizo un Taller Experimental de Nueva York, donde enseño sus técnicas y estilos a su discípulo Jackson Pollock, quien fuera la imagen del pintor abstracto moderno.

Por su parte Mario Carreño, artista cubano, es uno de los grandes artistas abstractos de la transición, así como Ana Mercedes Hoyos, colombiana, en cuyas obras se observan amplias superficies claras y blancas.

No menos importante fueron Roberto Matta, chileno, que tiene obras expresionistas abstractas muy cotizadas, y Manuel Espinosa de Argentina, quien emplea un sistema serial, utilizando en primer plano figuras geométricas como el círculo y el cuadrado. También usa transparencias, yuxtaposiciones y superposiciones con efectos ópticos.

¿Cuáles son sus principales pintores?

Se reconoce como el primer pintor abstracto a Vasili Kandinski. Fue un ruso que marcó en sus obras una separación con la pintura clásica o figurativa. Gracias a él la pintura abstracta empezó a expresarse desde variadas manifestaciones como el constructivismo, informalismo, expresionismo abstracto y neoplasticismo entre otras.

El primer cuadro de pintura abstracta fue realizado por la sueca Hilma af Kint. Formó parte de una serie de pinturas religiosas en las que pretendía representar su complicada visión espiritual.

Piet Mondrian fue otro de los máximos representantes del abstraccionismo. Su obra y sus postulados influyeron considerablemente en otras artes del siglo XX. Mientras, Kazimir Malévich, pintor ruso de origen polaco, fue el creador de uno de los principales movimientos vanguardistas de Rusia, el suprematismo.

Los libros de arte también mencionan a Henri Matisse, gran artista europeo del siglo XX, cuya obra fue célebre por su uso particular del color y del dibujo. En América, Arthur Garfield Dove fue uno de los primeros pintores abstractos.

¿Cuáles son sus principales obras?

Algunas obras de la pintura abstracta son:

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2020). Pintura abstracta. Recuperado el 23 de septiembre del 2022, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/pintura-abstracta/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Pintura gótica Pintura realista
Pintura rupestre Pintura barroca
Pintura cubista Pintura impresionista
Pintura renacentista Pintura surrealista