Arte románico

Cuándo se desarrolló: Del siglo XI al XIII
Arte románico

Superado el siglo X, en Europa Occidental crecen las órdenes religiosas y-a la par de las peregrinaciones-aumenta el poder de la iglesia. El arte románico nace en este tiempo de abundantes materiales y espiritualidad, se desarrolla entre los siglos XI y XIII. Es un estilo de arte puramente cristiano. Se concibe en Italia, Francia, España y Alemania, para luego extenderse por el mundo. El románico es considerado un estilo de arte internacional. Logró unificar criterios y elementos nacionales y regionales en un mismo orden. A diferencia del Arte Gótico -un estilo citadino- el arte románico es de carácter rural. Se forja alrededor de los monasterios, el campo y zonas de batalla.

¿Qué es el arte románico?

El arte románico es un estilo artístico concebido entre los siglos XI y XIII en Italia, Francia, España, Alemania y otros países de Europa Occidental. Se desarrolló simultáneamente en las diferentes naciones y regiones del continente, para luego extenderse a gran parte del mundo.

Unifica materiales y elementos. Es considerado un estilo internacional, exponente del cristianismo, también de la sociedad guerrera y feudal. En el arte románico convergen los estilos romano, bizantino, islámico y prerrománico, creados durante la Alta Edad Media.

Se caracteriza por la construcción de iglesias, monasterios y castillos; grandes, habitables y funcionales. Era un arte producido por monjes, campesinos y guerreros, que obedecían las directrices del clérigo y otros representantes del poder.

Su objetivo era contribuir a la difusión de los dogmas o verdades absolutas del cristianismo. El lenguaje utilizado debía ser universal y llegar inclusive a aquellos que no sabían leer ni escribir.

¿Cuáles son sus características?

El arte románico, de carácter rural, utilizó piedra y madera, al natural y revestida (hormigón) en la arquitectura. Se manifestó principalmente en edificaciones religiosas y de defensa. Son propios del estilo los muros anchos y contrafuertes, arcos de medio punto, bóvedas de cañón y de arista, cubiertas, cúpulas o cimborrios y campanarios. También el rosetón y las arquerías ciegas.

Destacó el uso del mármol en los templos y esculturas. Estas últimas  subordinadas al marco arquitectónico. Las esculturas románicas narran la vida de Jesús, también batallas, sucesiones de eventos importantes y escenas de la vida diaria. Representan igual animales fantásticos o figuras mitológicas. La pintura expone imágenes bíblicas con múltiples colores y gran profundidad.

El estilo Románico estuvo abierto a la innovación. Podían variarse los planos, materiales y elementos. Adoptó características nacionales y regionales, sin abandonar su esencia. Es la primera manifestación artística desarrollada simultáneamente en diversos países de  Europa Occidental.

¿Cuál es el origen del arte románico?

El contexto social, político, económico y cultural de Europa entre los siglos V y X explica el surgimiento del arte románico. La caída de Roma, las invasiones germánicas o bárbaras (s. V); el acoso de los vikingos, húngaros y musulmanes (v. VIII), desintegran el territorio. Surgen estados débiles, que sólo se fortalecen cumplido el milenio, tras la ruptura del califato de Córdoba y la asimilación del cristianismo.

A la par de la fe en Cristo, en el siglo X la población crece, mejora su agricultura y economía, surgen pequeños avances tecnológicos. También la necesidad de construcciones más grandes, sólidas, funcionales y lujosas, para agradar a Dios y redimir al hombre. Esto favorecería la unificación de la Iglesia y el acercamiento del pueblo a Cristo y sus verdades.

En el año 1000 se promueven las escuelas catedralicias y monásticas, se nombra el latín lengua internacional y se institucionaliza la enseñanza. Los monasterios -más de miles entonces- responden a una lógica de uso, unidades de gestión. Organizaciones donde nace y se desarrolla el arte románico, para hacerse grande y acoger en ellas a más personas, llegar a más público.

Se crearon grandes santuarios por toda Europa y los devotos no vacilaban en viajar para conocerlos. Las peregrinaciones a Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela, permitieron la rápida difusión del arte, la religión, las ideas.

Contexto histórico

La extinción del Imperio romano y luego la llegada al poder de los Capetos marcó un hito en la historia de Occidente. El arte románico, concebido entonces, recuperaba técnicas antiguas de construcción y agregaba nuevos elementos. Las máquinas ganan en sofisticación y el incipiente comercio de la región permitía la llegada de materiales desde otras latitudes.

La piedra trabajada, los sillares, los hornos de cal, el uso de la teja y el cobre en las cubiertas, así como las edificaciones altas, forman parte de la tecnología medieval. Avances dedicados a la expansión y afianzamiento del cristianismo, y más adelante a la reconquista española.

La arquitectura y otras formas del arte crecen en el período románico. Basta observar su desarrollo en la construcción de los Monasterios de Cluny, tres en total, considerados máxima expresión del Arte. Durante los siglos XI y XIII no sólo se registró un rápido crecimiento de la comunidad monástica, también de la iglesia, los poderes y la sociedad.

La construcción de basílicas-una más grande y hermosa que otra-sumaba espacio y adeptos al cristianismo, era el centro de cultos multitudinarios. El románico es un arte funcional y simbólico, de formas comunes y fácilmente identificables; es también el reflejo de tradiciones y materiales locales.

¿Cómo es la pintura del arte románico?

La pintura del arte románico como otras exponentes de la Edad Media se forma parte de la arquitectura. En interiores decora murales, naves centrales y laterales, bóvedas y el ábside de las iglesias con imágenes de Cristo, así como del Antiguo y Nuevo Testamento. En exteriores, al pie del templo dibuja el juicio final.

Embellece los edificios, más no es su fin único. La pintura fungió como manual para enseñar a la población las verdades de la fe. Su función es didáctica. Explicaba en lenguaje gráfico los principios del cristianismo, para que fuesen entendidos aún por aquellos que no sabían leer.

Una pintura tenía el poder de narrar uno o más episodios de la vida de Cristo, el antiguo testamento o batallas importantes. Se empleaba en ella diversidad de colores, vivos y brillantes. El arte románico mostraba fuertes tendencias bizantinas, tenía de los artes visigodo y carolingio. Destacaban en sus frescos los libros y los textos iluminados.

¿Cómo es la escultura del arte románico?

Decorativa y didáctica. Al igual que la pintura, la escultura del arte románico está enmarcada en la arquitectura, supeditada a ella. Aparece en las portadas, en los llamados tímpanos, en el parteluz y en los laterales de puertas y ventanas. Formando una clara figura o adaptándose a la zona en la que se encuentra.

Es narrativa, dentro de los templos -en los ábsides- y fuera de ellos hay registros de muros con bajos relieves que expresan una secuencia o relato. El tema es religioso. Se observan esculturas románicas en las cornisas, capiteles, pilas bautismales y puertas, en éstas últimas elaboradas de bronce.

La escultura de este estilo va de lo rudimentario y clásico, al arte perfeccionista y de marcada expresividad. Pasa de la yuxtaposición de las formas al movimiento. Se alimenta de los artes bizantino y germánico. Está hecha de madera, piedra policromada y marfil, algunos crucifijos se elaboraban en hierro.

¿Cómo es la arquitectura del arte románico?

El arte románico consigue su mayor expresión en la arquitectura. Edificios construidos con piedra y otros materiales pobres; más largos que altos, de paredes gruesas, pesadas y reducidos ventanales. Concebidos para la defensa. Se caracterizan por ser de planta basilical, con tres naves;  o en forma de cruz latina, que podían tener 1, 3 o 5 naves, terminadas en girolas, ábsides o absidiolos.

En la arquitectura de la época predominan las columnas de fuste liso, capiteles ornamentados, pilares cruciformes y arcos de medio punto. Se utilizaba la bóveda de cañón para la parte principal del templo y la de arista para las naves laterales. También cúpulas y algunos elementos decorativos como los pórticos y rosetones. Las ventanas circulares permitían la entrada de luz al edificio.

Las iglesias y otras edificaciones de este estilo adoptaron características propias de la región o país de origen. En Francia hay iglesias inspiradas en el Monasterio de Cluny (Borgoña) y otras muy verticales y de escasa decoración externa (Normandía). En Alemania, catedrales de austera decoración, verticales, con torres circulares, cúpulas y dos ábsides. En Inglaterra, iglesias de tres plantas. En Italia, destaca el número de columnas y el uso del mármol.

¿Cuáles son sus principales representantes?

Aún en el año 1000 los artistas pasaban desapercibidos, por reducirse su estatus a artesanos, guerreros o monjes. Trabajaban en comunidad para alcanzar un determinado fin, generalmente impuesto por la iglesia. Sin embargo, de los siglos XI, XII y parte del XIII se rescatan algunos nombres, seguidos del lugar donde se encuentra ubicado lo mejor de su obra. Entre ellos:

¿Cuáles son sus principales obras?

La Catedral de Módena es una de las más destacadas obras del arte románico. En su fachada dos leones de épocas pasadas y sobre el pórtico una singular galería invitan a visitar el templo.

La Catedral de San Pedro de Tréveris. La iglesia más antigua de Alemania es famosa por albergar la Porta Nigra o Puerta Negra de Tréveris. La fortificación construida durante el Imperio romano, fue puerta de entrada al norte de la ciudad.

El relieve que representa la duda de Santo Tomás, en el Monasterio de Silos es otra importante obra del estilo románico. También la escultura en el tímpano de la puerta meridional de la Catedral de Santiago de Compostela. Y las escenas del Génesis elaboradas en bronce en las puertas de la catedral de Hildesheim.

En la iglesia de Saint Climent de Taull se encuentran los frescos de San Clemente y una réplica de la obra emblemática de la pintura románica, el Cristo Pantocrátor. La imagen original es resguardada en el Museo de Arte de Catalunya.

¿En qué se diferencia del arte gótico?

El arte románico es rural, tiene como centro el cristianismo y las edificaciones religiosas: iglesias y monasterios. El Gótico se desarrolla en las ciudades, además de iglesias se dedica a las edificaciones civiles: ayuntamientos, palacios y lonjas.

Estos estilos comparten algunos elementos como la planta basilical, aunque en el arte gótico son de mayor tamaño. Y en éste último se adicionan los planos o plantas de salón.  Las construcciones del arte románico son robustas, cerradas y alargadas, mientras que las góticas son más altas, esbeltas e iluminadas. El estilo utiliza arbotantes que comparten y equilibran la fuerza de los altos muros.

La escultura románica, decorativa y didáctica, evoluciona en el arte gótico, sale de los marcos arquitectónicos para hacerse individual, natural y más expresiva. Continúa teniendo centro en la religión, la vida de Cristo y los Santos, ahora también en la naturaleza y el hombre.

La pintura como la escultura, pasa de utilizar imágenes hieráticas (en el arte románico) a las figuras humanas, alargadas, curvilíneas y de movimiento insinuado (gótico). Se acompaña además de más luz o brillo. Los vitrales y pinturas sobre madera caracterizan al arte citadino.

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2019). Arte románico. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/arte-romanico/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Arte romano Arte rupestre
Arte griego Arte medieval
Arte prehistórico Arte contemporáneo
Arte egipcio Arte bizantino