Olmecas

¿De dónde proceden? Golfo de México
Olmecas

Se denomina olmecas a los antiguos habitantes de Mesoamérica, sociedad organizada en la costa del Golfo de México entre los años 1200 y 200 a.C. Se caracterizaban por su adelantado desarrollo del arte, escultura, escritura y otras formas de comunicación y ubicación en el tiempo. También por ser maestros en el aprovechamiento de los recursos naturales y el establecimiento de redes de comercialización entre pueblos. Las revelaciones de los siglos XIX, XX y XXI, han permitido reconstruir la historia de los olmecas. También el reconocimiento del pueblo como la primera civilización de Mesoamérica, precursora de las culturas azteca, tolteca y maya.

¿Quiénes eran los olmecas?

Los olmecas eran nativos de Mesoamérica. Ocuparon mayormente las tierras de Veracruz y Tabasco, al margen del Golfo de México, entre los años 1200 y 200 antes de Cristo. Es probable que hayan habitado el continente americano antes de este período. Su existencia fue ignorada durante siglos.

El hallazgo en 1862 de una cabeza colosal tallada en roca de basalto, fue el primer indicio de una sociedad antigua, compleja y desconocida. Sociedad descrita un siglo más tarde, tras el descubrimiento de múltiples vestigios en la región remotamente llamada Olman. En lengua náhuatl, Olman significa ‘tierra del caucho’ o ‘país del hule’ y olmecas ‘gente del país del hule’. Esto, en referencia a la abundancia de árboles de hule en la rivera del Golfo.

¿Cuál es su historia?

La historia de los olmecas se resume en tres etapas o períodos: Origen de la civilización, florecimiento y declive. Entre los años 1200 a.C. y 900 a.C. se fundaron las bases de la civilización en el asentamiento San Lorenzo, al margen del Golfo de México. La fertilidad de las tierras sugiere una población amplia y próspera, que además demostró ser organizada y constructiva. Se basó inicialmente en el trabajo del campo, la cosecha de maíz y otros rubros.

A finales del año 900 a.C. y hasta el 400 a.C. los olmecas se mudan a la ciudad de La Venta, donde construyen su centro ceremonial. La gran pirámide y otras complejas obras encontradas en el lugar relatan el florecimiento del pueblo, sus rituales y tradiciones. Representan una sociedad élite, refinada, civilizada, que sólo comenzaría a decaer a finales del año 400 a.C.

El último período, entre los años 400 a.C. y 200 a.C., transcurre en Tres Zapotes, asentamiento que ocuparon los olmecas tras abandonar La Venta. La población fue asediada entonces por fenómenos naturales, que le condujeron a un largo período de sequía. Adicional a esto, la variante política afectó la estructura de los olmecas y seguidamente sus creencias. Ningún sacrificio era suficiente para sostenerse. Por una u otra razón abandonaron el lugar y se disgregaron por todo el país hasta la desaparición de la casta.

¿Cuáles son sus características?

Los olmecas conformaban un grupo selecto, no minoritario y de estructura organizada. Físicamente, fuerte.

Se caracterizaron por la construcción de grandes monumentos y centros ceremoniales.

Eran escultores natos, destacan sus obras esculpidas en piedra.

Han debido dominar el arte de la navegación o técnicas de transporte (aun no descifradas) para trasladar el material de sus construcciones. Las rocas utilizadas pesaban decenas de toneladas. Eran de origen volcánico y se hallaban a más de 80 kilómetros de sus centros poblados, en las elevaciones de Tuxtla.

Además, han sido encontradas en la desembocadura del río Coatzacoalcos canoas calafateadas con chapopote del preclásico. Lo que sugiere el uso del petróleo como pegamento o material de construcción desde este período. Los asentamientos olmecas eran ricos en petróleo, brotaba superficialmente.

Son los primeros en crear un sistema de calendario y de escritura.

Elaboraban unas pelotas de hule sólido, utilizadas probablemente para recrearse ¿Serán los olmecas los creadores del juego de pelota? Otra utilidad sería la de rituales, se trataba de una civilización politeísta. 

¿Dónde se ubicaban?

Los olmecas se ubicaban en el continente americano, en la mitad meridional de México, con influencia en Guatemala, El Salvador, Belice y Honduras. Se establecieron principalmente en San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes, tierras bajas del Golfo de México, entre los actuales estados de Veracruz y Tabasco.

También hay certeza de la celebración de actos ceremoniales de los olmecas en Laguna de los Cerros, en las colinas al sur de Tuxtla. Se cree inclusive que habitaron Laguna de los Cerros entre los años 1400 a.C. y 1000 a.C. Más su presencia en estas tierras coincide con el desarrollo de San Lorenzo, es posible que desde allí se administraran sus recursos.

Laguna de los Cerros se encuentra próximo a varias vetas de basalto. Y aunque no exhibe cabezas colosales –características de los olmecas- en el lugar han sido encontradas cerámicas y otros materiales de diversos tipos y formas. También restos humanos, enterrados junto a piezas de cerámica y ofrendas.

¿Cuál era su lengua?

Los olmecas hablaban la lengua mixe-zoque, antecesora del proto-zoque, seguramente enriquecida por el contacto con otras culturas. Contaban además con un sistema de escritura basado en silabogramas y logogramas. Esto se creyó inexistente entre los habitantes de Mesoamérica hasta su reciente redescubrimiento, en el siglo XX.

La escritura denominada epiolmeca o escritura itsmica se conserva grabada en las esculturas de piedra halladas en los asentamientos olmecas. Por lo resistente del material, permanece casi intacta. Los lingüistas Terrence Kaufman y John Justeson, identificaron entre 1991 y 1994 las inscripciones en las estelas encontradas en las excavaciones. Los académicos explicaron que los glifos en ellas eran parte de un silabario.

¿Cómo vestían?

En términos reales se desconoce cómo era la vestimenta de los olmecas. Se hacen algunas aproximaciones basadas en el territorio que habitaron, condiciones climatológicas y el análisis de sus esculturas. La llanura costera del Golfo de México se caracteriza por su clima cálido y húmedo. Es además una tierra irrigada por caudalosos ríos, el Coatzacoalcos, San Juan y Tonalá. Era entonces una densa selva tropical, rica en recursos maderables y petróleo.

Se describe el uso de tejidos de algodón, producto de sus cultivos. De una indumentaria liviana, de corte geométrico, ataviada con oro, jade, hilos de colores, cuero y cuentas de barro. Decoración compuesta de acuerdo al sexo y estrato social.

Los gobernantes y otros miembros de la élite utilizaban maxatl o taparrabos hechos de algodón y cuero. También pectorales rectangulares o circulares, sandalias y espinilleras de cuero. Algunos nobles vestían largas y coloridas capas hechas en algodón y/o plumas. Completaban su atuendo, cascos, tocados, aros, collares, muñequeras y pulseras confeccionadas con oro, piedras preciosas y conchas. Los hombres de la clase subordinada se cubrían con mantas.

Las mujeres del estrato alto lucían vestidos de algodón ricamente teñidos, los olmecas sentían fascinación por la coloración. Utilizaban tocados, sandalias y atavíos elaborados en oro y jade. Las mujeres de clase baja utilizaban faldas de algodón y dejaban sus pechos al descubierto.

¿Cuáles eran las tradiciones de los olmecas?

La evidencia arqueológica revela ciertos rasgos de la cultura olmeca. Entre ellos, el culto a las elevaciones: montañas y cuevas. El culto a la serpiente emplumada, deidad asociada a la agricultura o abundancia de frutos. La veneración al dios Jaguar, tangible en su arte. El simbolismo religioso del jade, gema que ornamentaba sus cuerpos, esculturas y era entregada en ofrenda. Y su creación artística, que se difundió en gran parte de Mesoamérica y se revela con mayor fuerza en la mitad norte del Istmo de Tehuantepec.

El centro ceremonial de La Venta destaca como la más antigua arquitectura planificada en México. En el sitio se encuentra la primera pirámide de Mesoamérica, de significación religiosa. Además de cabezas colosales y tronos tallados en rocas de basalto. Los olmecas manifiestan en su arte una gran organización, la necesaria para transportar rocas de gran tamaño y peso desde las elevaciones de Tuxtlas. Hasta hoy se desconoce cómo llevaban los gigantescos bloques hasta su suelo, pantanoso y arenoso. Se cree lo hacían a través de las aguas.

Además de las monumentales cabezas labradas en piedra de basalto y andesita, y otras tantas tallas en madera, de los olmecas se conserva un arte mobiliario. Piezas elaboradas en jade, serpentina y obsidiana, por tradición pertenecientes a las clases dominantes. Se han hallado igual algunas pinturas rupestres. Arte relacionado con sus tradiciones religiosas.

Los olmecas fueron los primeros en hacer pelotas de caucho, de allí que se incluya el juego de pelota entre sus tradiciones o formas de recreación.

¿Qué son las cabezas olmecas?

Hasta hace un par de siglos las cabezas olmecas representaban sólo un obstáculo duro en el suelo arcilloso de México. Tal vez otro vestigio maya. Pronto se develarían como el arte de la civilización más antigua de Mesoamérica. Se trata de cabezas talladas en rocas de basalto, de 1,5 a 3 metros de altura, de entre 6 y 40 toneladas de peso.

Las cabezas colosales -17 en total- fueron encontradas enterradas entre los estados de Veracruz y Tabasco, en el territorio poblado por los olmecas. Exhiben algunas características comunes: Cascos o tocados; ojos almendrados, levemente bizcos; nariz ancha, achatada; y labios carnosos, como los de la cultura negroide. Sin embargo, sus facciones son diferentes entre sí. Se desconoce a quienes representaban.

Es posible que las cabezas olmecas fuesen parte del culto a sus dioses o ancestros. Tal vez los monumentos monolíticos estén relacionados con los sacrificios humanos. Así lo sugiere una pequeña talla en madera encontrada junto al cuerpo de un bebé inmolado. Por el uso de cascos y tocados, también podría tratarse del retrato de reyes, sacerdotes o guerreros.

¿Cuál era su religión?

Los olmecas fueron politeístas, tenían como deidades a los elementos de la naturaleza: agua, fuego, tierra y aire. En general, fuerzas representadas por las lluvias, el sol, montañas y volcanes. Veían en el desarrollo de fenómenos naturales la furia de los dioses, celebraban rituales y ofrecían sacrificios para calmarla.

Crían además en la divinidad del jaguar, el caimán, la serpiente y otros animales, de gran presencia en la región. Figuras inmortalizadas en sus grabados. El jaguar era personalizado por los olmecas, caracterizado por su cráneo hendido, boca trapezoidal, labio superior engrosado y colmillos pronunciados.

La cultura olmeca no siempre muestra a dioses o figuras conocidas. En su iconografía se identifican rasgos abstractos, figuras hermafroditas y seres mitológicos. Los últimos exhiben la cabeza de un animal y el cuerpo de otro. Tal es el caso del dragón olmeca con cejas de fuego y el monstruo pez.

Se cree que los gobernantes olmecas también hayan sido vistos como dioses, descendientes directos de las divinidades u hombres de gran poder. Esto justificaría la aceptación de la doctrina por todo un pueblo, la existencia de gobernantes y subordinados, las desigualdades. En todo caso, la deidad utilizaría la figura de un animal como símbolo de magnificencia.

¿Cuáles fueron las aportaciones de los olmecas?

Los olmecas fueron los primeros en Mesoamérica en organizarse como pueblo y fundar centros urbanos. Su cultura se diseminó por toda la región. Puede observarse en el culto al jaguar y la serpiente emplumada. Costumbres nacidas en la desembocadura del río Coatzacoalcos, y desarrolladas siglos más tarde por los toltecas y otros grupos nativos. También en el arte y la manufactura de artefactos de barro, madera, basalto, jade y otras piedras preciosas.

El aprovechamiento del petróleo y la madera, así como el comercio entre pueblos, fue heredado por las civilizaciones posteriores. Más, los aportes más significativos hechos por los olmecas son quizás la creación de epígrafes, glifos y calendarios, los más antiguos del continente.

La escritura epiolmeca data de aproximadamente 500 a.C. se basa en silabogramas y logogramas. Está registrada en las esculturas de piedra de origen olmeca y constituyen la base más fiable de la escritura maya.

Una estela presenta inclusive el sistema de cuenta larga, que hasta el siglo XIX se creía un invento de los mayas. La llamada estela C, hallada en el asentamiento Tres Zapotes, tiene la fecha de cuenta larga 7.16.6.16.18, 6 etz’nab 1 woh, es decir, 5 de septiembre de 32 a.C. La más antigua conocida en Mesoamérica, asimilada y desarrollada evidentemente por los mayas y otros pueblos que le sucedieron.

En cuanto a la rueda calendárica olmeca, está sustentada en una base vigesimal y un esquema de notación posicional. Un sistema extraordinario que incluye el valor “cero”. También fue adoptado por los mayas, quienes le sumaron la serie lunar y otros ciclos astronómicos.

¿Cómo era su economía?

La economía de los olmecas se basó principalmente en la agricultura, la caza y la pesca. La cercanía de los ríos y constante lluvias aseguraban suelos fértiles. Sembraban maíz, frijoles, mandioca, calabazas, cacao y algodón. De las afluentes obtenían los pescados y tortugas, de la selva la carne de venado y otros animales.

Frutos que consumían en la comunidad y además utilizaban para el trueque en pueblos vecinos o zonas distantes, como Guerrero, el Valle de México, Oaxaca y la rivera maya. Hay vestigios del comercio entre pueblos.

Es factible que también comercializaran el hule o látex obtenido de los árboles en sus asentamientos, inclusive el petróleo. En los intercambios, los olmecas ganaban alimentos. También el jade, obsidiana, magnetita y otras piedras preciosas, materia prima para sus máscaras, ornamentos y esculturas.

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2021). Olmecas. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/olmecas/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Mixtecos Otomíes
Huastecos Toltecas
Zapotecos Nahuas
Tarahumaras Mazatecos