Hámster ruso

Nombre científico: Phodopus sungorus
Hámster ruso » Qué es, características, qué come, hábitat, carácter

Los hámsteres son cuadrúpedes roedores, catalogados en 19 variedades y 7 géneros. Popularmente se han establecido como pequeñas mascotas en la mayoría de los hogares del mundo entero. Destacan entre ellos tres especies de hámster enanos, siendo el hámster ruso uno de los más codiciados.

¿Qué es el hámster ruso?

El hámster ruso es un pequeño roedor popular en hogares, en especial por los simpatizantes de esta raza. Es conocido, igualmente, con los nombres de hámster enano o topo ruso. Es de las especies más chicas de hámster que se logra encontrar.

Es una mascota bastante frecuente entre la población infantil ya que no requiere de cuidados excesivos. Son animales mansos, cariñosos y muy sociables, que los convierte en una buena compañía.

Como su calificativo indica, son originarios de Rusia, no obstante se localizan, igualmente en Siberia y regiones como Kazajistán, Manchuria y Mongolia.

¿Cuál es su taxonomía?

Su información taxonómica contempla los siguientes aspectos:

¿Cuáles son las características del hámster ruso?

Es un animal pequeño que llega a medir de 7 a 11 cm de longitud y alcanza un peso de 35 a 50 gr. Por ello es perteneciente a la raza de roedores enanos. Además de su pequeño tamaño, es muy identificable por su constitución regordeta y cola corta.

El cuerpo del hámster ruso presenta una raya oscura en el dorso, al igual que manchas del mismo tono en los omoplatos. Su abdomen es de tonalidad blanca. En la naturaleza, se encuentran hámsteres de matices grises, café y blanco. Sin embargo, los encargados de su reproducción, cruzan ejemplares de diferentes tonos.

Esto trae el resultado de entes de varias coloraciones como el tono sepia, con raya dorsal dorada; cobrizo, con dorso en gris; mandarín, con dorso en naranja y coloración perla, con lomo en gris suave. Es un animalito que puede tolerar bajas temperaturas debido a que procede de regiones de altiplanicie.

Esta raza hiberna pero, no en cautiverio. Si sucede, pasaría unos 7 días sin salir de su morada, lo que sugeriría, falsamente, que murió. En dicho lapso, aunque poco común, mudan su pelo por un tono más claro.

¿Cómo es su carácter?

El hámster ruso es extraordinariamente sumiso y sociable, cualidad por la que muchas personas lo acogen. Es bueno acotar que el hecho de ser tan pequeño, no es bueno para ser mascota de niños ya que manos tan inexpertas, podrían lastimar al animal sin proponérselo.

Su actitud es agradable y próxima con los que están encargados de alimentarlo. Esta variedad puede vivir en grupos pequeños donde haya un macho o en parejas mixtas. Si bien, es considerado un hámster amistoso y simpático, no se recomienda poseerlo en pares de igual sexo.

Son muy territoriales con los de su propia especie, lo que provoca que ocurran riñas entre sí. Si se desea tenerlos en pareja, es conveniente que vivan juntos desde chiquitos, previo a que ocurra la madurez sexual. En esta etapa desarrollan su instinto territorial e iniciarían sus altercados.

Es en las noches cuando son más activos así que, se les ve andar en su anilla clásica realizando movimientos. En el día, acostumbran a dormir más, si bien, pueden conservarse despabilados.

¿Qué come el hámster ruso?

En medio natural son omnívoros, alimentándose de semillas y de determinados bichos. En cautividad convendrá brindarle pepitas como pepas de girasol, cereales, granos de maíz, cártamo. Del mismo modo se debe introducir en su alimentación 1 o 2 veces a la semana, frutas como fresas o manzanas.

Además, su dieta puede afinarse con nueces, orugas de harina e inclusive algo de carne de aves cocidas. La alimentación ha de ser moderada y sin que le falte jamás agua pura y fresca en su abrevadero. Corresponde ser renovada a diario, preferible en la tardecita para que beba en la noche, cuando consume su comida.

Existen determinados alimentos que no deben suministrarse al pequeño hámster ruso, resaltando en especial los frutos ácidos entre ellos naranjas, limones, trozos de tomate, ajo, brócoli, cebolla o alimento procesado.

En el mercado se descubren alimentos especiales aunque se les debe añadir algo extra de fruta y verduras. También se puede escoger darle cuajada, yema de huevo cocido o ave. Debe cuidarse de la ingesta de alimentos dulces ya que es proclive a sufrir de diabetes.

¿Cuál es su hábitat?

En fase salvaje, vive en pasajes subterráneos. En cautiverio, se emplean jaulas del tamaño apropiado o terrarios amplios. Las jaulas no deben ser de barras muy distanciadas o de material que se rompa fácilmente. Esto da la posibilidad de que el hámster ruso pueda fugarse.

Debe proveérsele de algo que pueda roer ya que sus dientes están en continuo crecimiento. Es bueno una rama o cualquier aparato que ofrezcan las tiendas de mascotas. Del mismo modo, puede instalarse una anilla para que se ejercite.

Hay que mantener su entorno limpio para evadir enfermedades e impedir la acumulación de polvo. Además se tienen que eliminar las migajas de frutos y verduras viejas que pudiera consumir y traer como resultado alguna dolencia.

Para su mejor cuidado es conveniente liberarlo de la jaula por unas horas al día. Es viable acondicionar un área de la casa lo bastante adecuada donde pueda animarse, ejercitarse y estar a salvo. Bien dentro de una sala o en un corral.

¿Cómo se reproduce?

Los meses de reproducción natural, donde suele ocurrir el apareamiento, son de abril a septiembre. Si bien, en cautividad sucede durante todo el año. La hembra llega a su desarrollo sexual a los 2 meses y ya a esta edad puede comenzar su apareamiento y tener descendencia.

La hembra entra en celo cada 4 días, celo que dura sólo unas horas. Su comportamiento cambia quedándose quieta y con su zona genital en expectativa. El macho la monta reiteradamente y si tiene éxito, ambos se limpiarán sus genitales. Si no hay éxito, solo el macho se limpiará.

Si el hámster queda preñada hay que procurar su tranquilidad y material profuso para el nido. También dar una aportación adicional de proteínas. Su gestación es de 18 a 20 días. El parto es de 4 a 8 crías por camada, a veces pueden ser más. En la 2da semana, las crías sondean su entorno y en 3 semanas se destetan.

Es mejor esperar que la hembra tenga los 4 meses para cruzarla. Cuando conviven en pareja lo más seguro es que tengan descendencia muy seguido ya que la hembra no demora en procrear, al dejar de amamantar, es muy prolífica. Es adecuado, separarlos y así la hembra no sufrirá ni se agotará.

En etapa de lactancia la hembra debe dejarse en la mayor intimidad y serenidad porque cuando se expone a estrés fuerte, es capaz de asesinar a una o todas las crías.

¿Qué cuidados necesita?

Al elegir el lugar donde morará el hámster ruso puede considerarse un terrario, tupper o jaula de barrotes horizontales y de metacrilato. Este material evita que se hagan daño en su dentadura, patas u hocico al carcomer las barras. El suelo de la jaula, debe contener arenisca para gatos, hojarasca seca o papeles.

Como son animales muy activos es bueno situar una corona dentro de la jaula. Al hámster le encanta hacer ejercicios, correr y trepar, especialmente descargan su energía en horas de la noche.

Le gusta poder cubrirse y camuflarse, por lo que debe incluirse papel sanitario o algodón. Necesita una garita donde se refugie y descanse. Igualmente mordientes y juguetes tales como travesaños, pendientes o tuberías, de modo que entre y salga cómodamente, de forma sosegada sin quedar acorralado.

La jaula ha de estar limpia continuamente, para que no pille enfermedades. Estas podrían ser originadas por bacilos, infecciones u hongos. En caso de soltar el animal por la casa, debe controlarse el sitio donde se mueva e introduzca. Se recomienda evitar áreas grandiosas o con mobiliario y objetos que le sirvan de escondite.

¿Qué enfermedades puede padecer?

Entre los padecimientos frecuentes del hámster ruso están:

¿Cómo se diferencia el hámster ruso macho de la hembra?

Para distinguir al varón de la hembra hay dos maneras diferentes. Primero explorar, la apariencia del hámster. La hembra es de cuerpo más circular que el macho. Este tiene un cuerpo más prolongado y su trasero termina en forma de picacho. Igual se identifican si se logran ver los testículos del macho.

Otra manera de comprobar el sexo es revisar la zona perianal situada por debajo de la cola y ver el trayecto del ano a la perforación genital. La hembra posee la abertura de la vagina y del recto bastante cerca. En el macho la separación del pene al orificio del ano es más grande.

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2021). Hámster ruso. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/hamster-ruso/

WhatsappTwitterFacebook
  • Escrito por: Laura Castro
  • Categoría: Biología
Temas relacionados
Hámster chino Hámster roborowski
Hámster