Aguas continentales

El agua de los ríos son un ejemplo de aguas continentales
Aguas continentales » Qué son, características, cómo se forman, tipos

Las aguas continentales son masas de agua, generalmente dulces. contenidas en la superficie e interior de las porciones continentales del planeta. Se conocen como riachuelos, ríos, lagos, glaciares, acuíferos y manantiales, formados por las precipitaciones y otros fenómenos naturales.

Sus características están condicionadas por procesos hidrológicos y geológicos. También por el uso y administración que de las aguas hace el hombre. Son de vital importancia para el planeta, para los ecosistemas, las diferentes formas de vida, la agricultura, ganadería y otras actividades económicas.

¿Qué son las aguas continentales?

Las aguas continentales son cuerpos de agua dulce ubicados en la superficie e interior de la Tierra, en las regiones continentales, lejos de las costas. Representan sistemas de drenajes naturales, que pueden o no servir de afluentes a cuerpos de agua de mayor volumen e importancia.

Abastecen de agua potable a la población mundial. Son aprovechadas además en la agricultura, para la generación de energía y como canales de navegación, para la conexión entre pueblos y ciudades.

¿Cuáles son sus características?

Las aguas continentales son también llamadas aguas dulces. Pierden la sal durante el proceso de evaporación, cuando se desprenden de toda sustancia sólida, purificándose naturalmente. Esta característica las distingue de las aguas oceánicas, aguas saladas. Sin embargo, entre estas aguas también se hallan sistemas salinos o mares interiores, y algunos lagos con salida al mar, de agua salada.

Pueden ser permanentes, estacionales o intermitentes. Su existencia, volumen y propiedades están condicionadas por las lluvias, neviscas e inundaciones, el desborde de ríos y subidas del nivel del mar, entre otros fenómenos naturales.

En ocasiones presentan contaminación, natural o antrópica. Esta última causada por el hombre a través de la adición de aguas con residuos tóxicos, de industrial, minero o agrícola.

¿Cómo se forman?

Las aguas continentales tienen su origen en las precipitaciones: lluvia, granizo, nieve; también en el afloramiento de las aguas subterráneas. Gran parte de ellas nacen en la parte alta de las montañas, cuando el agua que cae del cielo, se derrite o brota del suelo, satura la superficie. Ayudadas por las pendientes, bajan a gran velocidad creando un cauce a su paso. Siguen un recorrido o curso que finaliza en una masa de agua más grande, o bien, desaparecen en el camino.

En el caso de los lagos, se forman en depresiones topográficas originadas por procesos geológicos, movimientos tectónicos, vulcanismo y la acción de glaciares. Más, se alimentan igualmente de las precipitaciones, las aguas freáticas y los ríos.

¿Qué tipos de aguas continentales hay?

Existen tres tipos: superficiales, subterráneas y congeladas. Entre las aguas superficiales se encuentran los lagos, lagunas, embalses, ciénagas, arroyos, ríos, mares interiores, cañadas y llanuras de inundación. Además de las albuferas formadas por el agua de las mareas altas en zonas de playa y costas bajas. Y los lagos salados o chotts, que se forman en las zonas semiáridas tras la caída de las lluvias. Estos tienden a desaparecer rápidamente producto de las altas temperaturas y la ausencia de otras precipitaciones, dejando en su lugar estelas de sal.

Las aguas congeladas: polares y glaciares, son con frecuencia clasificadas como superficiales, por su permanencia en esta parte de la Tierra. Las aguas polares forman parte de ríos y lagos, son escasas si se comparan con las reservadas en las zonas frías en forma de hielo continental, glaciares o nieve. La fusión de estas últimas da lugar a nuevos cuerpos de agua o el aumento de su volumen.

Las subterráneas se manifiestan en forma de acuíferos, manantiales y otras fuentes naturales de abastecimiento humano.

¿Qué flora tienen?

Los ecosistemas acuáticos albergan diversidad de organismos. Los de agua dulce, conformados por ríos, lagos y humedales, son de las zonas más fértiles, se halla en ellos sinfín de vegetación. Más, en las regiones acuáticas destacan organismos como el plancton, bentos y neuston.

Se le denomina plancton a los organismos dulceacuícolas que van a la deriva o flotan en la superficie del agua. Su movimiento obedece a las corrientes y los vientos. A este grupo pertenecen tanto animales como plantas, estas últimas denominadas fitoplancton, integradas por bacterias, algas y hongos microscópicos. De gran importancia para la naturaleza, representan el primer anillo de las cadenas tróficas.

Los bentos se fijan a los fondos y dan lugar a las algas y plantas fanerógamas. Los neuston viven flotando sobre la superficie.

¿Qué fauna tienen?

En los hábitats de agua dulce se hallan todo tipo de animales. Invertebrados como los cangrejos, comunes en las riveras de lagos y ríos; peces, anfibios, mamíferos y aves. El ciclo de vida de los anfibios inicia en el agua, son animales complejos que evolucionan hasta desarrollar los pulmones y branquias. Al respirar oxígeno pueden vivir fuera del medio acuático, entre el mar y la tierra.

Los peces de agua dulce son más pequeños que los de aguas oceánicas. Las aves, entre ellas patos y cigüeñas, prefieren este medio para invernar. Los mamíferos o vertebrados superiores también están adaptados al medio, buscan las aguas continentales para aparearse o descansar.

¿En qué se diferencian las aguas continentales de las aguas oceánicas?

Las aguas continentales están sobre grandes superficies de terreno correspondientes a las regiones continentales: América, Europa, Asia, África, Oceanía, Australia y Antártida. Las aguas oceánicas están en los océanos Pacífico, Atlántico, Índico, Ártico y Antártico, rodean a los continentes, ocupan la mayor fracción de la Tierra.

Ambas forman parte del ciclo del agua, sus aguas se evaporan, condensan y precipitan en forma de lluvia, nieve o hielo. Su tiempo de permanencia o renovación depende de múltiples factores naturales.

El agua de los océanos es salada, mientras que la de los continentes es dulce o con menos concentración de sales. La salinidad se evapora en su paso del estado líquido a gaseoso, y de gaseoso a líquido o sólido.

Las aguas dulces se hallan separadas del mar, excepto en las zonas de desembocadura. Nacen en lo alto de las montañas o en depresiones del suelo formadas por otros procesos naturales.

¿Por qué son importantes?

Son vitales. Desde los albores de la humanidad, los hombres se instalan alrededor de ellas para abastecerse de su potabilidad. Son aguas aptas para el consumo. No sólo han determinado la distribución de los asentamientos humanos o su organización espacial, sirven de medio de trasporte y comercialización. Son además abundantes y ampliamente utilizadas en la agricultura, principal actividad económica.

Inclusive las civilizaciones alejadas de los grandes cursos de agua superficiales, se han desarrollado a partir de la extracción de aguas internas o profundas. Tales son los casos de las regiones áridas y semiáridas en las que se han creado mecanismos para la captación y distribución del vital líquido.

Surten de agua potable al planeta y permiten la comunicación entre pueblos o ciudades. Son aprovechadas también para la generación de energía a partir de represas y muros de contención. Más allá, son el sostén de innumerables ecosistemas y una rica biodiversidad.

¿Cuáles son las curiosidades de las aguas continentales?

Las aguas continentales representan sólo el 3% del agua sobre la Tierra. Están distribuidas en glaciares, ríos, lagos y aguas subterráneas. Una fracción pequeña pero tan importante como las tres cuartas partes del planeta ocupadas por los océanos. Garantizan el buen desarrollo de los ecosistemas.

El agua cambia de estado constantemente a través de lo que se conoce como ciclo hidrológico, y es además un recurso renovable, que mal utilizado puede ser agotado. Deben preverse dos estadios, la falta o exceso de las aguas. La falta de precipitaciones puede desencadenar la merma de los niveles y crisis económicas relacionadas con la agricultura y la ganadería. El exceso origina inundaciones y daños materiales.

¿Cuáles son las aguas continentales más importantes?

Todas son importantes para conservar la vida en la Tierra. Más una de las expresiones de mayor extensión y trascendencia está ubicada en América, el río Amazonas. Nace en la Quebrada de Apacheta, región de Arequipa, Perú, y se extiende por departamentos y ciudades de Colombia y Brasil.

Con 7.062 kilómetros es el más largo del mundo. Su cuenca hidrográfica abarca 7,05 millones de km2. Mide entre 1,6 y 10 kilómetros de ancho en su etapa baja, y 48 kilómetros o más en la época de precipitaciones. Comprenden la quinta parte del caudal fluvial del planeta.

¿Cómo citar este artículo?

Torrealba, Adriana. (2021). Aguas continentales. Recuperado el 19 de octubre del 2022, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/aguas-continentales/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Mar Humedal
Océanos Pantano
Río Acuífero
Ciclo hidrológico Afluente