Alfabeto cirílico

Creado por: Clemente de Ocrida
Alfabeto cirílico

El alfabeto cirílico es el sistema de escritura ideado en el siglo X para transmitir a los pueblos eslavos el mensaje de las sagradas escrituras. Surge como método para afianzar el cristianismo. Es la expresión escrita de la antigua lengua eslava. Fue utilizado inicialmente por la iglesia y acogido por los pobladores como su idioma oficial. Hoy se continúa empleando con algunas variantes en Rusia, Asía Central y Europa del Este. En las lenguas azerí, abjaso, búlgaro, bielorruso, serbio, serbiocroata, bosnio, checheno, komi, macedonio, moldavo, kazako, kirguiz, mongol, tártaro, ucraniano, uzbeko y yakuto, entre otras.

¿Qué es el alfabeto cirílico?

El alfabeto cirílico es un sistema de escritura o cartilla creada en la ciudad de Preslav, provincia de Shumen, Bulgaria, en el siglo X. Muy difundido en Europa del Este. Se hizo basado en el alfabeto griego, con algunas letras del glagolítico.

El alfabeto glagolítico había sido establecido un siglo antes por los misioneros bizantinos Cirilo y Metodio, hermanos provenientes de Tesalónica, Grecia. Fue utilizado para la traducción de la Biblia en el contexto cultural de los pueblos eslavos.

El sistema de escritura del siglo X es llamado cirílico en honor a Cirilo. Se desconoce su composición original, desde su creación ha sufrido adaptaciones que incluyen letras del griego y el latín. Es considerado la expresión escrita de la lengua antigua eslava, también de la lengua eslava eclesiástica.

¿Cuál es su origen?

La historia del alfabeto cirílico inicia en el siglo IX con los hermanos Miguel y Constantino, antes nombrados Cirilo y Metodio. Los también conocidos como apóstoles de los eslavos, nacieron en la ciudad portuaria de Tesalónica, dominada en el siglo IX por el Imperio Bizantino.

Cirilo desde la academia y Metodio desde la política, desarrollaron el don de la oratoria y dominio de las lenguas. A mediados del siglo IX se reunieron en el monasterio de Bitinia. En honor a sus virtudes, fueron elegidos por el patriarca de Constantinopla para predicar en una región apartada del Mar Negro. Y más adelante, en la Gran Moravia, estado medieval que comprendía parte de lo que hoy es Alemania, Austria, Polonia y Hungría. También zonas de Rumania, Serbia, Eslovenia, Ucrania y Croacia.

Para facilitar su prédica en las citadas regiones, Cirilo y Metodio desarrollaron la escritura glagolítica, un nuevo alfabeto basado en sus conocimientos de las lenguas eslavas. Tradujeron la Biblia y otros textos de interés. Aporte reconocido por el Papa Adriano II en el 867.

En el mismo contexto, un siglo después, surge el alfabeto cirílico. Para llevar el mensaje con claridad a todas las regiones toma parte de los alfabetos griego y glagolítico, dando lugar a sonidos puramente eslavos.

Evolución

El alfabeto cirílico fue creado en la Escuela del Libro Preslavskaya del Primer Imperio Búlgaro, durante el siglo X. Había sido sugerido por el príncipe Boris I, en virtud del establecimiento del cristianismo como religión oficial del Estado. Se fundamentó originalmente en los alfabetos griego y hebreo, con evidencias del glagolítico.

El alfabeto cirílico arcaico se utilizó como idioma litúrgico, en las misiones y para escribir en el eslavo eclesiástico. Luego fue introducido en el principado de Moscovia, constituido más adelante como el Imperio Ruso. Salió de las iglesias a hablarse entre civiles, con ligeras variaciones.

La sociedad adoptó el alfabeto como parte de una nueva identidad que se modificó durante el reinado de Pedro I de Rusia, en 1708. Y que se afianzó tras la Revolución de Octubre, en 1917, cuando se excluyeron del alfabeto cuatro letras.

Desde el 940 -año aproximado de su institución- hasta la fecha, el alfabeto cirílico se emplea en diferentes regiones. Su habla y escritura varían según el idioma del lugar, fue adaptado para la escritura en más de 50 lenguas. Ha sido objeto de reformas académicas y decretos políticos.

¿Para qué sirve el alfabeto cirílico?

El alfabeto cirílico se hizo para expresar a través de la escritura la lengua antigua eslava y oportunamente la lengua eslava eclesiástica. Era utilizado para traducir los textos bíblicos y otros documentos de la iglesia, hacerlos digeribles para la comunidad eslava. Significó mucho para la sociedad que conocía y se adentraba cada vez más en el cristianismo.

Desde su creación muchos dialectos se han derivado del alfabeto cirílico. Es empleado en lenguas urálicas, departidas en Europa Oriental, Europa septentrional y Asia del Norte; e idiomas iranios, hablados especialmente en Irán y Afganistán. Grupos de lenguas que aun hoy conservan parte de los caracteres o expresiones del alfabeto. En Ucrania, Bulgaria y Serbia es utilizado por el cristianismo ortodoxo. En Rusia, se acopla al alfabeto ruso y se denota en la pronunciación de cada dialecto. 

En la actualidad, al menos 35 lenguas predominantes se basan en el alfabeto cirílico. Otros veinte idiomas –con su influencia- son hablados y escritos por grupos minoritarios.

¿Cuáles son sus características?

El alfabeto cirílico está compuesto por 43 letras, las 24 del alfabeto griego y 19 que aportan los sonidos eslavos. A cada una le correspondía un valor numérico. Los grafemas del alfabeto y los símbolos numéricos cirílicos eran lo mismo. Un título, titlo o símbolo diacrítico extendido sobre la secuencia de letras indicaba su uso como número.

El sistema de numeración cirílica se utilizó en Rusia hasta el siglo XVIII, cuando fue reemplazado por el sistema de numeración arábiga. Hasta entonces cada letra estaba asignada a una unidad, a un múltiplo de 10 y a un múltiplo de 100. Los números se escribían de izquierda a derecha, tal como se pronunciaban.

Sólo los números del 11 al 19 se escribían y se pronunciaban de derecha a izquierda; ejemplo: siete más de diez o sem nad zat para indicar 17. Y si un número era mayor de 1000 se escribía antes del número el signo de los millares.

El alfabeto cirílico conserva además algunos signos diacríticos utilizados por el sistema politónico griego. Se escriben justo encima de la letra y se describen como oksia, varia, kamora, dasy pneuma, zvatel’tse, titlo y trema. También emplea la combinación zvatel’tse- oksia, y zvatel’tse- varia. Los dos primeros indican acentos: agudo y grave, los siguientes palatalización y marca de respiración. El titlo, la letra usada como numeral; y la trema es una diéresis. Pocos navegadores de internet muestran estos símbolos en su status original, las adaptaciones lo ubican arriba de la letra y al lado derecho.

El sistema de escritura cirílico incorpora signos de puntuación conocidos. El punto medio, para separar palabras; la coma, el punto y el punto armenio, este último parecido a los dos puntos. El separador de párrafo georgiano, los tres puntos en triángulo, cuatro puntos en rombo, cinco puntos, exclamación, e interrogación griega, parecida al punto y coma.

La tipografía del alfabeto cirílico no varía mucho entre mayúsculas y minúsculas, estas últimas sólo figuran un poco más reducidas de tamaño. Hay una versión cursiva utilizada en las escuelas rusas para escribir el alfabeto a mano. También se emplea en letreros o carteles, y algunas veces en documentos impresos.

¿Quién creó el alfabeto cirílico?

La creación del alfabeto cirílico se le atribuye al búlgaro Clemente de Ocrida (Kliment Ohridski), pupilo de los hermanos Cirilo y Metodio. Los hoy Santos, eran de padre griego y madre búlgara, conocían la lengua eslava del sur, el idioma búlgaro eslavo. Habían inventado el alfabeto glagolítico para traducir los textos cristianos a las lenguas eslavas.

Clemente, nacido en el año 840 en la región de Kutmichevitsa, actual Macedonia del Norte, fue un erudito de su tiempo. Destacó por ser un prolífico escritor, primer arzobispo y uno de los siete apóstoles de Bulgaria. Creó el alfabeto cirílico y fundó en Ohrid una de las primeras universidades de Europa y del cristianismo. Fue nombrado Santo de la iglesia ortodoxa.

¿Qué lenguas utilizan el alfabeto cirílico?

El alfabeto cirílico actual, adaptado y/o con agregaciones de los alfabetos: griego y latín, se utiliza para la escritura en más de 50 lenguas. Se identifica en los idiomas eslavos: bielorruso, bosnio, búlgaro, macedonio, ruso, rusino, serbio y ucraniano. Y en los idiomas no eslavos, como los iraníes osetio y tayiko; el moldavo, el mongol y lenguas caucásicas noroccidentales, entre ellas el abjasio.

También se reconoce en la lengua caucásica nororiental ávaro; y en los idiomas túrquicos azerí, bazkir, chuvasio, kazajo, kirguís, tártaro y uzbeko.

¿Por qué es importante?

El alfabeto cirílico refleja las aspiraciones de perfeccionamiento cultural de los pueblos eslavos, acompañó su despertar religioso cristiano. Su uso alcanzó los países bajo la influencia de Bizancio: Rusia, Serbia, Montenegro, Ucrania, Bulgaria y Belarús. Y más allá sirvió de base a los idiomas de la antigua zona de influencia rusa, lenguas de la familia turca, como el azerí y el uzbeco. También hay mucho del alfabeto cirílico en el mongol y el moldavo, este último de origen latino.

El eslavón era la lengua de los esclavos ortodoxos. Se hablaba sin grandes diferencias en los distintos lugares de Europa, excepto en las iglesias, donde se dictaban las misas en latín, griego y hebreo. Cirilo y Metodio se dedicaron a crear un alfabeto que recogiera todos los sonidos del eslavón, y les permitiera enseñar a los autóctonos la palabra del Señor en su idioma natal. Así crearon el alfabeto glagolítico y tradujeron las divinas escrituras y liturgias.

Clemente de Ocrida, discípulo de Cirilo y Metodio, correspondió a la tarea evangelizadora de sus maestros. Se preocupó por crear un alfabeto favorable al primer imperio búlgaro, que para entonces se extendía desde la actual Bulgaria hasta las costas del Adriático.

El objetivo inicial fue difundir la palabra divina, pero el alfabeto cirílico no tardó en salir de las misiones y templos para ser adoptado por todos. De región en región, con algunas variaciones, se extendió hasta nuestros días, siendo el alfabeto más utilizado en el mundo, después del alfabeto latino. Se estima existen unos 300 millones de hablantes de alguna variante del alfabeto.

¿En qué se diferencia del alfabeto ruso?

El alfabeto cirílico fue adoptado por lenguas de origen eslavo y no eslavo. El conjunto básico consta de aproximadamente 30 grafemas, a los que se añaden caracteres específicos de acuerdo al idioma.

El alfabeto ruso es una variante del alfabeto cirílico, está compuesto por 33 letras. Comparte algunos signos con el sistema arcaico, pero con distinto valor fonético, se usan para variar la pronunciación de la consonante que les precede. Estos signos que aparecen en antepenúltimo lugar se conocen en ruso como signo duro y signo blando. El alfabeto ruso combina en un mismo fonema el signo blando con un trazo vertical.

El alfabeto cirílico pasó de ser el idioma oficial de las misas y sermones en el siglo X, a ser el alfabeto de la antigua lengua rusa, hasta 1708. Entonces Pedro I de Rusia, llamado Pedro El Grande, reformó la lengua rusa. Rediseñó las letras, hasta hacerlas parecidas al alfabeto latino. Propuso el uso de la mayúscula al principio de la oración y sustituyó los números alfabéticos por los arábigos.

En 1918 los bolcheviques impulsaron el plan ideado por lingüistas del Imperio ruso para simplificar el idioma y eliminar el analfabetismo. Sin afectar la base cirílica, se establecieron nuevas reglas lingüísticas y se facilitó su aprendizaje. Nació el alfabeto ruso vigente, con 33 letras.

Ejemplos del alfabeto cirílico

Las variantes del alfabeto cirílico se presentan en los navegadores de internet utilizando el Alfabeto Fonético Internacional, AFI por sus siglas en español, IPA en inglés. Esto con el propósito de representar los sonidos del habla de cualquier lengua de forma regularizada y precisa. Sin embargo, los idiomas presentan algunas excepciones y transliteraciones a considerar.

En el alfabeto cirílico, por ejemplo, el signo blando <ь> no es una letra que representa un sonido. Advierte un cambio fonético, modifica el sonido de la letra anterior, al indicar un ablandamiento o palatalización. Y en algunos casos o idiomas sólo tiene sentido ortográfico, como en la palabra rusa туш [tuʂ] que significa fanfarria.

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2021). Alfabeto cirílico. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/alfabeto-cirilico/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Petroglifos Jeroglíficos
Alfabeto latino Alfabeto griego
Alfabeto rúnico Alfabeto ruso
Alfabeto fenicio Escritura cuneiforme