Hinojo

Muy utilizado para marinar carnes y potenciar el sabor
Hinojo

Tanto en la medicina como en la gastronomía, el hinojo ha demostrado ser un gran aliado. Conocer sus bondades y variedades resultará de gran ayuda para aprovechar al máximo las cualidades de esta hierba que se cultiva en grandes plantaciones de Italia, y que destaca por su intenso olor anisado.

¿Qué es el hinojo?

Conocido científicamente como Foeniculum vulgare, el hinojo es una planta de familia Apiácea. Sus propiedades medicinales son ampliamente conocidas, y se han aprovechado desde los tiempos de la Antigua Grecia. Pero también posee importantes bondades culinarias, que le han otorgado un sitial de honor en la gastronomía mundial.

Esta singular hierba de potente aroma y sabor anisado, no da cabida al desperdicio. Sus tallos y hojas se utilizan como aromatizante, el bulbo como hortaliza y las semillas como especias. Según las necesidades individuales, se puede adquirir como aceite esencial, planta seca, jarabe, extracto y polvo. Además, hay decenas de productos alimenticios, farmacéuticos, cosméticos y terapéuticos, que la contienen como parte de sus ingredientes.

¿Cuáles son sus características?

Como casi todas las hierbas, el hinojo se reproduce de manera espontánea en riberas, matorrales, prados secos y laderas, sin importar las condiciones del suelo. En tierras pobres, profundas o con mucha materia orgánica pueden florecer múltiples “ramilletes”. Por lo general toleran bien la sequía y los golpes de calor, pero no las temperaturas frías ni los ambientes de montaña.

La planta en sí puede medir hasta dos metros, cuando alcanza su maduración máxima. Sus hojas empiezan a aparecer incluso antes que la caña o tallo. Son triangulares, de apariencia plumosa, de un intenso color verde y muy aromáticas. Sus diminutas flores brotan agrupadas en umbelas planas (de tres a 10 umbelas por planta), y desarrollan pétalos amarillentos. Mientras, los perfumados frutos crecen como pequeñas cápsulas ovoides.

La época de floración varía según la altitud y las condiciones climáticas, pero puede ser a mediados de junio o a principios de julio. En tanto, la fructificación se da entre los meses de agosto y septiembre. Y aunque en apariencia se asemeja mucho al apio, su sabor recuerda al anís.

¿Cuáles son las propiedades del hinojo?

Invaluables y diversas son las propiedades del hinojo. Consumido de distintas maneras, puede aportar fibra, potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro, aceites esenciales y vitaminas (A/C/B3/B6/B9). Los especialistas valoran su alta concentración de antioxidantes que repelen los radicales libres, ácido clorogénico que combate las infecciones y polifenoles que protegen el corazón.

Su proporción de anetol también ha sido estimada en el gremio científico. Y aunque faltan estudios más específicos, hay indicios de que este compuesto activo hallado en las semillas puede evitar la multiplicación de células causantes del cáncer de mama.

Cada 100 gramo de hinojo puede contener:

Origen y ubicación

El origen del hinojo se sitúa en la cuenca del mediterráneo, pero hay fuertes indicios de su crecimiento espontáneo en buena parte del continente europeo. Diversas reseñas que hablan sobre su historia, revelan que anteriormente los papiros egipcios empleaban esta hierba como producto medicinal, y que los romanos quienes descubrieron sus dotes culinarios. Las semillas eran empleadas como aromatizantes de salsas y carnes, mientras los brotes frescos eran consumidos en crudo como guarniciones.

Hoy en día se sabe que el hinojo se halla en toda la península Ibérica, a excepción de los Pirineos. Se propaga por el Mediterráneo y asciende a las costas del sur de Inglaterra por el oeste. De igual manera, se encuentra en el norte y sur de América, y en ciertas regiones de Asia.

Existe una variedad dulce, muy comercializada, que se cultiva en grandes extensiones de Italia. Llamada hinojo de Florencia, tiene un bulbo más tierno y carnoso, por lo que suele ser muy consumida como verdura.

¿Qué tipos de hinojo existen?

Existen diversos tipos de hinojo, pero entre las más populares destacan las siguientes:

¿Para qué sirve?

En el tratamiento de afecciones y dolencias físicas, el hinojo ha reflejado gran eficacia. Pero su intenso sabor y aroma lo ha llevado a los fogones, donde ha demostrado su gran versatilidad. Como protagonista o como acompañante, hay diversas maneras de incorporarlo en la alimentación, y comprobar para qué sirve el hinojo. Presta atención:

¿Cómo se consume?

Del hinojo se consume prácticamente todo. Las semillas, por ejemplo, se emplean secas para potenciar el sabor de panes, pescados, pasteles, tartas y más. El bulbo, por su parte, se suele ingerir crudo. Pero también hay quien lo consume horneado, gratinado, guisado o cocido al vapor. Eso sí, antes de prepararlo conviene retirar los restos de hojas y los tallos. Incluso, es preciso lavar a profundidad, cortar en trozos laminados, y extraer el “corazón”. Quien lo desee, puede envolver en papel filme y congelar.

Para la repostería se prefieren los frutos, que son añadidos a decenas de recetas de pasteles, bollerías y bizcochos para imprimir ese toque anisado que le caracteriza. Mientras, en la cocina tradicional, se saca el máximo provecho a sus hojas. Son aptas para preparar guisos, envolver carnes que serán llevadas al horno, y para sazonar aceites junto con otras especias como tomillo, laurel o salvia.

Según la región en la que se utilice, el hinojo adopta diferentes formas o usos. En España, por ejemplo, se nota en aliños, salsas y encurtidos, principalmente de aceitunas. En Marruecos se reserva para asados de cordero y ternera, mientras que en Francia se presenta en platos típicos como su lubina a la provenzal.

¿Qué beneficios tiene el hinojo?

Al hablar del hinojo es inevitable mencionar los beneficios que aporta a la salud en general. Entre los más conocidos destacan:

En la rama de la cosmética también han descubiertos diversas aplicaciones para el hinojo. Con frecuencia se emplea para la elaboración de jabones, enjuagues bucales y dentífricos. Asimismo, el aceite esencial extraído de las semillas es aprovechado para el tratamiento de celulitis, surcos en la piel y dolencias reumáticas. 

Para ahuyentar los mosquitos también es muy utilizado, por su poder aromatizante. Y sus hojas suelen aprovecharse en algunas regiones para el diseño y creación de arreglos florales.

¿Qué contraindicaciones tiene?

En general la ingesta de hinojo es bastante segura. Sin embargo, es preciso evitar excesos, especialmente con la toma del aceite esencial puro. Una dosis muy elevada podría generar somnolencias o arritmias. De hecho, el uso de esta hierba en dicha presentación, está contraindicado en mujeres embarazadas o lactantes, en chicos menores de 12 años y en personas que reflejen señales de gastritis, epilepsias, Parkinson o colon irritable. Para aprovechar sus propiedades medicinales, conviene optar-preferiblemente-por aquellas variantes diluidas en infusiones, decocciones o tinturas.

¿Cómo tomar el hinojo?

Como se ha mencionado en apartados anteriores, el hinojo cumple diversas “funciones” según las distintas partes de la planta. Para su máximo aprovechamiento es importante cosechar las hojas antes de la fructificación, los tallos cuando aún estén tiernos, los frutos en cuanto aparezcan (en pleno verano), y los bulbos antes de la floración.

No es conveniente tomar el hinojo que crece cerca de las carreteras, ni en las proximidades de basureros, zonas industriales o vertederos, ya que están expuestos a agentes contaminantes.

Recomendaciones sobre su empleo hay muchas, pero estas pueden servirte de guía:

Recuerda, además, que en tu herbolario de confianza podrás encontrar extractos, polvos, aceites y tinturas de hinojo para múltiples aplicaciones.

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2021). Hinojo. Recuperado el 22 de septiembre del 2022, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/hinojo/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Comino Cilantro
Cayena Cúrcuma