Omega 6

El omega 6 es un tipo de grasa poliinsaturada
Omega 6 » Qué es, características, para qué sirve, tipos, alimentos, beneficios

Se conoce con el nombre de omega 6 a unos ácidos grasos, del tipo poliinsaturado, que se encuentran en ciertos alimentos de consumo humano. Si se ingieren con moderación y en lugar de grasas saturadas, son considerados buenos para la salud del hombre, en especial, favorables para el corazón.

¿Qué es el omega 6?

Son tipos de grasas calificados como multiinsaturadas. Es uno de los dos ácidos grasos necesarios para el organismo y que el mismo no produce. Son conocidos como esenciales, a saber, los de la serie omega 6, ω – 6; y la serie omega 3, ω – 3. Cuando estos son suministrados, el organismo es capaz de sintetizar los otros ácidos grasos que se requieren.

Ellos tienen su primer enlace doble en el puesto 6. Una de sus funciones más significativas, es la producción de eico sanoides, compuestos que están desarrollados con veinte átomos de carbono y son de vida corta.

Los eico sanoides, son biológicamente poderosos y gozan de muchas funciones, destacándose que modulan la respuesta inflamatoria e inmune del cuerpo, el incremento y la diferencia celular y el aditamento de plaquetas.

¿Cuáles son sus características?

Algunas de sus características son: Incluye enlaces dobles en sus cadenas. Tiene la particularidad de que su primer enlace doble está en el carbono número 6. Es decir, si se cuentan los carbonos a partir del final de la cadena del ácido graso.

Representan una de las principales familias, muy necesarios en el incremento y desarrollo del cuerpo. Es el ácido linoleico que aporta al organismo la energía. Al mismo tiempo, es antecesor de ciertos compuestos mediadores. Lo que significa, que tienen un papel importante en las etapas de procesos biológicos complicados.

El omega 6, que se ingiere regularmente con la comida, se añade a la membrana plasmática. Aquí es metabolizado por las enzimas elongasas y desaturasas celulares. Estas desarrollan la magnitud de la cadena de carbonos e incorporan enlaces dobles nuevos.

¿Para qué sirve?

Los ácidos grasos omega 6 contribuyen con las funciones de todas las células. Si no se consumen suficientes ácidos grasos omega 6, las células en las personas, no funcionan apropiadamente. Son de relevante importancia en la regulación de la producción de energía del metabolismo. Así como también de la salud ósea, mejoramiento de la tez y el cabello.

De igual modo, son básicos en la formación de las estructuras y funcionamiento del sistema nervioso y visual. Este acido se condenó cuando su compañero, el ácido graso omega 3 aparece en el entorno alimenticio y su consumo se coligó a un efecto sanador ante los padecimientos cardio vasculares.

No obstante, como la ciencia no es estática, sino que se encuentra siempre en constante avance, se pudo conocer ahora que ni los ω – 6, son tan malos, ni los ω – 3, tienen por sí solos, la solución de la salud cardio vascular. Actualmente, después de un largo período de campaña no favorable al omega 6, toca reconocer sus virtudes.

¿Qué tipos de omega 6 existen?

Existen un grupo de ácidos que conforman la serie omega 6. Entre ellos:

Nombre común

Nomenclatura

Nombre químico

Ácido linoleico

18: 2 (n – 6)

Ácido 9, 12 – octa decadienoico

Ácido eicosadienoico

20: 2 (n – 6)

Ácido 11, 14 – eico sadienoico

Ácido araquidónico

20: 4 (n – 6)

Ácido 5, 8 ,11, 14 – eico satetraenoico

Ácido docosadienoico

22: 2 (n – 6)

Ácido 13, 16 – doco sadienoico

Ácido adrénico

22: 4 (n – 6)

Ácido 7, 10, 13, 16-doco satetraenoico

Ácido docosapentaenoico

22: 5 (n – 6)

Ácido 4, 7, 10, 13, 16 – doco sapentaenoico

Ácido caléndico

18: 3 (n – 6)

Ácido 8E, 10E, 12Z – octa decatrienoico

En las casillas de la columna nomenclatura, fuera del paréntesis, hay dos números. El primero representa el número de carbonos y el segundo el número de enlaces dobles.

¿Qué alimentos contienen omega 6?

Este ácido es esencial para la salud, sin embargo, el cuerpo humano no es capaz de producirlo. Esta razón, hace que sea necesario que se incorpore a través de comestibles. Se pueden encontrar, principalmente, en alimentos de origen vegetal, grasas o piel de animales.

Así mismo lo encontramos en pescados y nutrimentos como carnes rojas y blancas, frutos secos, huevos, y aceites vegetales como el de canola y girasol. Son fuentes, también de ácidos omega 6, los siguientes: La soja, el aceite de coco, los cereales y el aguacate.

¿Cómo tomar omega 6?

Además de ubicarse en los alimentos, hay suplementos que pueden ser ingeridos bajo prescripción médica. Por ejemplo en cápsulas que facilitan su empleo y aportan todos sus beneficios.

En general, una dosis sugerida para este suplemento, es ingerir de 1 a 3 cápsulas diarias. Sin embargo, las dosis varían para cada persona, al igual que pueden modificarse según el laboratorio o fabricante por lo que se recomienda consultar al médico la proporción de la dosis correcta.

Una persona requiere, un aproximado de 1.000 a 6.000 mg de omega 6 por día. Además de esto, los complementos más convenientes son los que contienen mayor cantidad de ácido linoleico y ácido eico sadienoico en su composición.

¿Qué beneficios tiene?

El suplemento de omega 6, tiene diversos beneficios. Pertenece al grupo de grasas que por mucho tiempo, han sido calificadas como más saludables. Su consumo ha sido recomendado, fundamentalmente para impedir las saturadas. Está indicado para:

¿Qué contraindicaciones tiene el omega 6?

Hay tres tipos de grasas: las insaturadas, como mono insaturadas y poli insaturadas; las saturadas y las grasas trans saturadas. Las del grupo ω – 6, son del tipo poli insaturadas. A estas, se les llama grasas buenas ya que se cree ofrecen grandes beneficios, como lo es, su capacidad de disminuir el colesterol malo.

No obstante, está la inquietud de que niveles elevados de omega 6, agravan el riesgo cardiovascular porque incrementa la inflamación. Pero, en términos generales, no hay certeza sobre los efectos benéficos o dañinos de la ingesta de ácidos grasos. Ni en males cardíacos y circulatorios, ni en otros efectos de salud.

Aun así, suele afirmarse que una de las principales consecuencias del consumo de omegas 6, está asociada a su consumo excesivo lo cual puede ocasionar dolores de cabeza, abdominales, náuseas, diarrea y aumento de los procesos inflamatorios.

Igualmente, excesivos ácidos grasos omega 6 tienden a variar la manera en que las células reaccionan. Esto es delicado porque puede acarrear efectos dañinos sobre las células y ser perjudicial para los vasos sanguíneos del corazón.

¿Engorda?

Es conocido que no todas las grasas provocan gordura o robustez. Es más, las omega 6, se consideran necesarias para las actividades óptimas del organismo. Si se toman con mesura ayudan a adelgazar. Hasta hace pocos años estudiosos aseveraban que las grasas incrementaban el peso corporal y el consejo era eliminarlas definitivamente de la dieta para adelgazar.

Hoy, han cambiado los tiempos y con ello, las tesis de los expertos. Se considera conveniente agregar un poco de grasa a la dieta diaria. Pero, eso sí, como no todas las grasas son buenas, las grasas saturadas deben ser evitadas.

Sus efectos son: elevan el colesterol y son causa de inconvenientes de circulación de la sangre. Ellas no deberían contribuir con más del 10 % de la energía diaria. El porcentaje restante debe resultar de las grasas insaturadas. Estas contribuyen en la absorción de algunos alimentos como las vitaminas A y D.

De igual modo, al consumir montos pequeños de grasas hay saciedad, y se come menos. Lo que deviene en ayuda para los que están haciendo dieta para rebajar. Con base en esta información, se puede afirmar que, contrario a lo que se cree, contribuyen a adelgazar, siempre que se consuman con moderación.

Ejemplos

De este grupo de ácidos grasos derivan varios aceites. Ejemplos de ellos y los principales, son el linoleico y el eico sadienoico que, una vez en el cuerpo, se convierten en otros, como el eico sapentanoico y doco sahexanoico. También produce otros ácidos grasos omega 6, como lo es el ácido araquidónico.

Significa, que este ácido graso crea moléculas afines con el sistema inmunológico, es decir con las defensas. Por ejemplo, ácidos como los eico sanoides, el tromboxano A2 y leucotrieno B4, si bien, está la salvedad de que los dos últimos se relacionan con inflamaciones.

¿Cómo citar este artículo?

Ramos, Marlene. (2021). Omega 6. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/omega-6/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Omega 3 Omega 9
Zinc Potasio
Calcio Ácido fólico
Magnesio Sodio