Buey almizclero

Nombre científico: Ovibos moschatus
Buey almizclero

Contrariamente a su nombre, el buey almizclero no es un auténtico buey. Es un mamífero que popularmente se conoce como buey almizclado, y científicamente como “Ovibos moschatus”. Es una variedad típica de la tundra que en la última glaciación coexistió con rinocerontes lanosos y mamuts, animales que desaparecieron en manos de los primeros humanos habitantes de la tierra. El buey almizclero logra sobrevivir y en las últimas décadas ha sido reintroducido en diferentes partes de Groenlandia, Canadá, en la estepa rusa y en Escandinavia. Este gran animal está muy bien amoldado para vivir en zonas gélidas porque dispone, para su protección, de un largo y espeso pelaje.

¿Qué es un buey almizclero?

Es un animal mamífero, cuadrúpedo y de pastoreo. Está genéticamente más vinculado con las cabras y las ovejas que con los bueyes. Como es frecuente en la generalidad de la casta de los bóvidos, estos especímenes poseen un fuerte hedor, que en este caso es muy almizclado. Por este motivo a su nombre lo acompaña este adjetivo.

El buey almizclero o almizclado es un distintivo caso de convergencia evolutiva dentro del reino animal. Ocurre cuando dos estructuras equivalentes evolucionan magníficamente. Sucede a partir de organismos ancestrales distintos y de técnicas de desarrollo muy desiguales.

¿Cuál es su taxonomía?

El buey almizclero pertenece al reino animal. Está clasificado de la siguiente manera:

¿Cuáles son las características del buey almizclero?

El buey almizclero con una apariencia formidable, está recubierto de una doble capa de pelo. Específicamente, tiene un pelaje interior y uno exterior. El interior es bastante denso y corto, se le llama qiviut. Es una especie de lana delicada y corta que es utilizada para hacer tejidos por su suavidad y calidez.

El pelaje exterior es largo, lanudo, de un tono castaño oscuro el cual alcanza a cubrirlo completamente. Llega hasta las patas casi rozando el suelo. Este tipo de pelaje lo beneficia para hacer frente a los fríos polares o tundra, de donde es originario.

Puede llegar a vivir hasta 25 años. Alcanza 2,3 m de longitud y 1,5 m de altura en cruz, siendo la hembra de menor tamaño. Consigue un peso de hasta 400 kg. Su cuerpo es de complexión robusta y maciza. Es de cabeza grande y cuello corto. Sus patas, cola y orejas tampoco son de gran longitud.

Tanto la hembra como el macho ostentan un par de cuernos. Los de las hembras son menos desarrollados. Están rotos y ondulados a ambos lados de la cabeza. Salen del centro del cráneo y se encorvan sobre sí mismos en los extremos. En la base su aspecto es aplastado. Los animales jóvenes, hembras y machos, tienen las cornamentas más cortas.

¿Cómo es su comportamiento?

Los bueyes almizcleros no son maliciosos y gustan de vivir en manadas, para resguardarse en conjunto. Si bien los machos, en el instante de apareamiento se desafían combatiendo por el derecho de aparearse con las hembras del rebaño. Habitualmente forman grupos de 30 ejemplares, pero en invierno logran fusiones hasta cien animales.

Una estrategia que aplican para protegerse cuando se sienten atacados, es organizarse en un círculo. Los animales más jóvenes son protegidos dentro del mismo. Son los adultos quienes forman el círculo con los cuernos hacia afuera. En el círculo se van rotando poco a poco, de manera que no siempre estén los mismos ejemplares delante, para enfrentar a los atacantes.

¿Qué come el buey almizclero?

El buey almizclero es un cuadrúpedo herbívoro que se sostiene de casi toda clase de pastos. Su alimentación va a obedecer en gran medida de la época del año y de la reserva de comida en el ambiente donde se encuentre. Su dieta está ajustada esencialmente a semillas, salgueros, paja y bayas.

En la época de verano le es bastante fácil localizar alimentos como pasto y flores silvestres de la estación. Por esto, previo a la entrada del invierno, comen en abundancia todo lo que puedan. La intención es acumular energías y nutrimentos para el período de frío y carencia de insumos.

Por la abundancia de comida desarrollan una gruesa capa de grasa en su cuerpo para prepararse para el frío. Y, aunque en invierno se les hace difícil obtener alimentos por la nieve se las inventan socavando con la nariz y sus cascos. De esta forma consiguen solamente musgos y raíces, lo cual les representa una disminución de la cantidad de nutrientes.

¿Cuál es su hábitat?

Su hábitat natural invariablemente ha sido al norte del trazo de árboles de la tundra ártica. En medio de la nevada profunda y del escaso follaje de invierno, a una temperatura helada. Pero, como ya se sabe, el cuerpo de este portentoso animal se acopla muy bien al implacable frío de las áreas colindantes al Ártico.

Inicialmente, existían en el continente Asiático, al norte de Europa y también en Norteamérica y Groenlandia, encerrando a Alaska. Lamentablemente, para el año 1800, la especie desapareció plenamente de Asia y de Europa. Del mismo modo, la población que moraba en Alaska fue destruida, en los últimos años del siglo diecinueve y los iniciales del siglo veinte.

La falta de esta población se atribuyó primordialmente a la caza furtiva. Sin embargo, a partir de este suceso, se ha tomado conciencia y el Ovibos moschatus ha ido reincorporándose de modo exitoso. Es así como en la actualidad, se puede encontrar distribuido en las comarcas árticas del norte de Canadá, Alaska y Groenlandia.

Distribución

Si bien el buey almizclero es un género originario del continente occidental, a fines del período Pleistoceno atravesó el estrecho de Bering. En ese momento pasó a Norteamérica donde se estableció exitosamente. No obstante, se extinguió en Europa y Asia a inicios del Holoceno.

En el siglo XX, en sus primeros lapsos, fue hostigado por el hombre, hasta desaparecer en Alaska y América. Quedo relegado solo al norte de Canadá y Groenlandia. En consecuencia los gobiernos se deciden a protegerlo y se reintroduce en territorio norteamericano donde ya no existía.

Subsiguientemente, se incluye también en el archipiélago de Svalbard, sur de Noruega y Siberia. Y a pesar, de que aún es objeto de caza la especie goza, en este momento, de buena salud y sus comunidades se están expandiendo.

La población mundial actual de bueyes almizcleros es bastante alta encontrándose un elevado porcentaje de ella habitando en la isla de Banks.​ Y se conoce que los especímenes introducidos en Noruega han llegado a desbordar la frontera con Suecia.

¿Cómo se reproduce?

Las hembras al llegar a los 2 años adquieren su madurez sexual, más temprano que los machos, que la alcanzan a la edad de los 5 años. Mantienen relaciones polígamas toda su vida y su apareamiento transcurre a finales del mes de agosto.

En el cortejo se dan riñas entre los machos para conquistar los “favores” de la hembra. Rozan sus glándulas pre orbital con las piernas y al mismo tiempo muestran los cuernos emitiendo bufidos en voz alta. El macho es dominante y maniobra para emparejar con todas las hembras del encierro.

La gestación o gravidez es de nueve meses y solamente tienen una cría por embarazo. En los primeros dos años de vida las crías son dependientes de sus madres, que las adiestran para cuando sean adultas. Con sus crías, son guardianas y se muestran agresivas ante la presencia de desconocidos.

¿Cuál es su ciclo de vida?

La sobrevivencia del buey almizclero se ve perturbada de muchas maneras. En especial por la destrucción de su hábitat que es afectada por las excesivas nevadas y por la falta de comida para sus habitantes. Esta situación causa un grave impacto en los ciclos reproductivos de los animales.

Los frecuentes eventos climáticos extremos, hacen muy difícil que los ejemplares del ártico se recobren y subsistan. Igualmente es un animal mártir de la cacería clandestina del hombre. Sin embargo, su expectativa de vida en espacios libres, se ubica entre los veinte y veinticinco años.

¿Está en peligro de extinción?

Los bueyes almizcleros son hostigados por el hombre debido a lo apreciado de su carne, piel y pelaje. Su pelo es muy apreciado por su limpieza y porque conserva el calor. La caza excesiva casi los hace desaparecer durante los siglos diecinueve y veinte. Tanto así, que en áreas determinadas desaparecieron completamente.

Se observa que los principales motivos por los cuales el ser humano caza a los bueyes almizcleros son, esencialmente económicos. Los productos que obtiene de ellos, pelaje, carne y piel, son costosos. 

Por esta matanza indiscriminada que se incrementaba día a día se produjo la extinción de la especie en determinados lugares. El buey almizclero quedo clasificado como un animal predestinado.

Su caza está prohibida y en el presente, la mayor parte de los bueyes se hallan ubicados dentro de parques nacionales donde los cuidan y protegen. Ésta es una estrategia de ayuda para preservarlos y mantener la estabilidad de sus poblaciones en las diferentes zonas donde se encuentran.

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2020). Buey almizclero. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/buey-almizclero/

WhatsappTwitterFacebook
  • Escrito por: Laura Castro
  • Categoría: Biología
Temas relacionados
Beluga Morsa
Caribú Narval
Zorro ártico