Gato

Nombre científico: Felis catus
Gato » Qué es, características, comportamiento, qué come, hábitat, beneficios

Pariente de los grandes rugidores, el gato es un animal que ha sabido posicionarse entre los humanos. Continúa siendo un depredador, ahora domesticado. Posee uno de los sistemas sensoriales más sofisticados, aguda audición, olfato y tacto. Reconoce muy bien su territorio. Se comunica a través de los sonidos: maullido, ronroneo, gemido… Y se expresa además a través del cuerpo, comunicación no verbal. Sus grandes enemigos son el sobrepeso y los problemas intestinales. Se reproduce con extraordinaria facilidad.

¿Qué es el gato?

El gato es un animal perteneciente a la familia felidae, miembro de la subclase felinos. Mamífero carnívoro muy ágil, digitígrado y con capacidad de retraer las uñas. Se le considera por su cercanía a los seres humanos un animal doméstico, tan popular como el perro. Su nombre científico es Felis silvestris catus.

Existen infinidad de razas. Entre las más conocidas están ragdoll, maine coon, siamés, azul ruso, persa, siberiano, himalayo, común europeo, angora turco, mau egipcio, albisinio y bengalíes. Todas con características particulares, varía desde el color y longitud de su pelaje hasta el tamaño de su cola.

¿Cuál es su taxonomía?

La taxonomía del gato incluye los siguientes datos:

¿Cuáles son las características de los gatos?

El gato ha aprendido desde hace miles de años a convivir con los seres humanos, ofrece compañía al tiempo que demanda afecto, mimos y juegos. Es muy sagaz a la hora de llamar la atención.

Pesa entre 2,5 y 7 kilogramos, algunas razas como la maine coon pueden exceder los 10 kilogramos. El gato macho tiene un promedio de vida de 14 años, la hembra de 15 o 16. 

Posee dientes afilados que le permiten desgarrar con facilidad su presa. También garras cortantes y retráctiles que sólo saca para cazar, sujetarse en algo, cuando reacciona a una situación inesperada o está enfadado.

Está totalmente cubierto de pelo, el color y longitud de su pelaje dependerán de la raza del animal. Posee una cola que les provee de equilibrio al caminar, correr o saltar.

El gato macho alcanza la madurez entre los 8 y 12 meses de edad. La hembra entre los 6 y 9 meses, una vez entra en celo se muestra receptiva con el macho, este la corteja, inmoviliza y se aparean. Su período de gestación dura poco más de dos meses (65 días), en un parto tendrá varios gatitos.

¿Cómo es su comportamiento?

El gato puede catalogarse a simple vista como un animal antisocial. Compite frecuentemente con otros gatos y animales ¿Las causas? Por el dominio de las hembras, territorio, alimentos, por sentir miedo o amenaza, o en defensa de su camada.

Lucha y demuestra su fuerza con el pelo erizado, maullidos, arañazos y bufidos. Los gatos domésticos, criados en el seno de las familias, son menos territoriales y más permisivos. Aprenden desde pequeños a convivir con las personas y otros animales. En este medio son muy tranquilos y buscan en los seres humanos compañía y caricias.

Un punto importante, es atender a su comunicación no verbal, la postura de las orejas y el estado de sus pupilas indican cuando está tranquilo, asustado o enfadado. Las orejas erectas apuntando hacia los lados, por ejemplo, son una señal de que el gato está enfadado. También sus pupilas pequeñas.

¿Qué come?

El gato es un animal carnívoro, come de manera natural pequeños mamíferos, roedores, reptiles, pájaros e insectos. Es un buen depredador, usa su tamaño y fuerza para abatir a sus presas y mordisquear la parte posterior del cuello, dejándolas sin vida. Es un comportamiento que puede observarse tanto en gatos callejeros como en los domésticos.

El gato doméstico suele ser alimentado con productos procesados, enlatados o patés caseros a base de carnes o granos. Los beneficios de estos dependen de la calidad de la carne utilizada, sea ternera, res, pavo, pollo o pescado. También del acompañamiento de pequeñas porciones de verduras, calabaza, zanahoria o espinaca. Estas últimas no forman parte de su dieta, pero contribuyen a una alimentación balanceada y el correcto funcionamiento de su estómago e intestinos.

¿Cuál es su hábitat?

El gato no tiene un hábitat en particular. El gato salvaje prefiere vivir en las calles, cerca de los seres humanos, para obtener los alimentos que estos arrojan a la calle o la basura. Lugares donde también puede abastecerse de presas naturales: palomas, ratones e insectos.

Descansa al pie de los arbustos, en agujeros, callejones, graneros, bajo los autos, en soportales o pórticos de los edificios. Busca un lugar cálido donde refugiarse y que le permita estar a la caza.

El gato doméstico disfruta por lo general de cuidados específicos y vive tranquilamente en cualquier parte de la casa. Más, por instinto, puede apoderarse de algún rincón confortable de la habitación o jardín para dormir su siesta.

¿Qué beneficios ofrece tener un gato?

Tener un gato ofrece grandes beneficios a la salud física, mental y emocional. El beneficio más evidente es el de la compañía, es apegado a sus dueños y transmite emociones positivas. Basta con observarlo para sentir felicidad, y en los momentos de mayor angustia, esperanza.

La sensación de bienestar se refuerza al escuchar sus ronroneos. Esa especie de ronquido que hace cuando está contento, se produce a una frecuencia tal que estimula la curación de tejidos en humanos. Especialmente en músculos y tendones. Reduce el dolor y ayuda a incrementar la densidad ósea.

Ayuda a reducir el estrés. Acariciar o tener contacto físico con un gato disminuye los niveles de cortisol, hormona asociada al estrés. Además incrementa la producción de ondas theta, que promueven la relajación profunda y el sueño. Al reducir el estrés y producir la relación del organismo, se regulan la presión sanguínea y los triglicéridos. Mejora el funcionamiento del corazón y disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

¿Cuál es el significado del gato negro?

El gato negro ha sido estigmatizado, al creerse relacionado con la suerte. En gran parte de los países de Europa y Estados Unidos cruzarse con un gato negro es señal de mal augurio. En Gran Bretaña, por el contrario, se tiene como de buena suerte. Más está demostrado que sólo se trata de superstición, no existe ninguna conexión entre el color negro del animal y la mala o buena fortuna de las personas.

La noción que se tiene del gato negro está grabada en el subconsciente. Puede ser recurrente el sueño con este animal en momentos de miedo o ansiedad. Soñar con un gato negro no es sinónimo de calamidad, sólo es el reflejo de que algo preocupa en exceso, debe tomarse como un llamado a la reflexión y la calma. 

¿Cómo diferenciar un gato de una gata?

La manera más cierta de hacerlo es observando sus genitales, levantándoles la cola. En los gatos bebés es un poco difícil descifrarlo a simple vista, más deben conocerse las características. En los machos el área genital se compone de ano, escroto y pene. Debajo del ano, a unos tres centímetros aproximadamente, se observa el saco escrotal que aloja los testículos y del que sale el pene. Es un montículo cubierto de pelo.

En las hembras el área genital se compone de ano y vulva. El ano está ubicado justo debajo de la cola y puede reconocerse fácilmente. A un centímetro –en promedio- se encuentra la vulva, con forma de ranura vertical.

Las hembras pueden distinguirse además por su color. A diferencia de los gatos su pelaje puede contener tres colores: negro, blanco y marrón anaranjado. Es cuestión de cromosomas, para que esto ocurra deben existir dos cromosomas XX. Sólo los gatos machos con el síndrome de Klinefelter, tres cromosomas: XXY, presentan la triple coloración, es un caso excepcional.

Su morfología –tamaño, peso y forma- también ayudan a diferenciarlos. El macho es más grande, pesado y ancho que la hembra. Esta última exhibe un cuerpo más estilizado. Los veterinarios y otros especialistas en animales pueden inclusive determinar el sexo según la forma del hocico.

Curiosidades

¿Cómo citar este artículo?

Torrealba, Adriana. (2021). Gato. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/gato/

WhatsappTwitterFacebook
  • Escrito por: Adriana Torrealba
  • Categoría: Biología
Temas relacionados
Pato doméstico Perro
Cerdo Cabra
Cuy Oveja
Burro Vaca