Rocas ígneas

Ejemplo de rocas ígneas
Rocas ígneas » Qué son, características, origen, tipos, clasificación, ejemplos

Las rocas ígneas tienen origen en el magmatismo. Se forman en el interior y en la superficie de la Tierra, con diferencias en los tiempos de solidificación. Existen más de 700 tipos, clasificadas según origen, textura, composición química y estructura mineral. Las más comunes son el granito, basalto, pegmatita, pómez, granodiorita, diorita, sienita, peridotita, riolita, andesita, obsidiana, komatita y escoria. Están además los pórfidos, traquita, brecha, dacita, gabro, anortosita y monzonita.

¿Qué son las rocas ígneas?

Las rocas ígneas o magmáticas son aquellas que proceden de las masas de rocas fundidas en el interior de la tierra. Se forman a partir del enfriamiento y solidificación del magma bajo la superficie terrestre. También de la acumulación y consolidación de lava, magma expulsado por volcanes y puntos calientes a la intemperie.

Existen diversos tipos de rocas ígneas, cada uno con características particulares que derivan del ambiente de cristalización y la constitución de la masa fundida. En conjunto, constituyen cerca del 95% de la parte superior de la corteza terrestre.

¿Cuáles son sus características?

¿Cuál es el origen de las rocas ígneas?

Las rocas ígneas tienen su origen en el magmatismo, fusión de materiales sólidos, agua y gases que ocurre en el interior de la Tierra. Habitualmente, la temperatura del manto superior de la tierra no excede el punto de fusión de las rocas que lo constituyen. La fusión se produce cuando la temperatura aumenta intempestivamente con la profundidad.

El magma también se forma por descompresión, cuando en dorsales y puntos calientes las rocas emergen impulsadas por corrientes convectivas. O bien, por el aumento de agua y otras sustancias volátiles, que rompen las cadenas de los silicatos y alcanzan el manto superior acelerando la fusión.

La constitución del magma varía según su origen y la naturaleza de los materiales geológicos que se mezclan. Puede inclusive cambiar por asimilación o diferenciación de elementos durante el proceso de ascenso a la superficie. Según sus componentes minerales, se clasifican en magmas máficos y félsicos. Los primeros contienen abundante hierro y magnesio; los segundos, formados por silicatos ricos en sodio y potasio.

¿Qué tipos de rocas ígneas existen según su origen?

Según su origen existen dos tipos de rocas ígneas: plutónicas y volcánicas. Las rocas plutónicas o intrusivas son las más copiosas en el planeta. Constituyen grandes masas de magma solidificado en el interior de la Tierra, antes de llegar a la superficie. Están envueltas en rocas antes existentes en las que se ha encajado el material fundido, de allí que se conozcan como intrusiones plutónicas o plutones.

Existen varios tipos de plutones o rocas ígneas intrusivas, caracterizados por su geometría y relación con la roca caja (encajonante). Se clasifican en masivas o irregulares, tabulares, cilíndricas o fungiformes; también en concordantes o discordantes. Se distinguen entre los cuerpos intrusivos: diques y mantos, batolitos, lacolitos y sills.

Las rocas volcánicas o extrusivas son aquellas que resultan del endurecimiento de lava. El magma que sale a la superficie, generalmente a través de una emisión volcánica, se enfría rápido y origina rocas de grano muy fino. Su formación depende del tipo de actividad tectónica en bordes divergentes, bordes convergentes y puntos calientes.

Algunas clasificaciones incluyen un tercer tipo de rocas ígneas, denominadas rocas filonianas. Estas forman parte de las intrusivas. Se trata de magma consolidado en grietas y fallas camino a la superficie, que forman filones o rocas tabulares.

¿Cuál es la clasificación de las rocas ígneas?

Las rocas ígneas se clasifican según su textura, composición química y estructura mineralógica.

Según su textura pueden ser vítreas, afaníticas o de grano fino, faneríticas o de grano grueso, porfídicas, pegmatíticas o piroclásticas. Las rocas plutónicas presentan mayormente texturas porfídicas, faneríticas y pegmatíticas. Las volcánicas se caracterizan por sus texturas piroclásticas y vítreas.

Las rocas ígneas están compuestas básicamente por dos grupos de silicatos: silicatos oscuros o ferromagnésicos y silicatos claros. Según su composición química se clasifican en rocas félsicas o de composición granítica, andesíticas o de composición media, máficas o de composición basáltica, y ultramáficas. Estas últimas constituidas en más del 90% de silicatos oscuros.

Los minerales utilizados para la clasificación mineralógica de las rocas igneas son el cuarzo, feldespato alcalino, plagioclasa y feldespatoide, resumidos en el diagrama QAPF.

¿Por qué son importantes?

Las rocas ígneas representan aproximadamente el 95% del manto superior de la Tierra. Se han descrito más de 700 tipos, en su mayoría intrusivas, localizadas bajo capas de rocas metamórficas y sedimentarias.

La composición química y mineral de las rocas permite descifrar el origen, proceso y tiempo de composición de las diferentes capas de la Tierra. Constituyen formaciones rocosas naturales y yacimientos, son agregados de uno o más minerales sólidos, con propiedades físicas y químicas definidas.

Además tienen importantes usos en la industria de la construcción. En este campo se emplea el granito, abundante (se encuentra en grandes bloques), resistente y agradable a la vista. También el basalto, roca dura y de grano fino; y la piedra pómez, de uso más ornamental, se emplea en la producción de cemento y hormigones ligeros. Las rocas ígneas son igualmente aprovechadas en la agricultura y el sector energético.

¿Qué diferencias hay entre las rocas ígneas intrusivas y las extrusivas?

Las rocas ígneas intrusivas se forman en medio de rocas ya existentes. El magma que emerge desde grandes profundidades se aloja en las llamadas rocas caja y se enfría paulatinamente condicionado por la presión y temperatura.

También por su disposición mineral y la del medio. Condiciones que permiten la formación de cristales grandes o de grano grueso. Las rocas ígneas intrusivas se presentan en la superficie en forma de afloramientos, cuando la erosión u otros procesos naturales han desgastado el material que las cubre. 

Las rocas ígneas extrusivas se forman en la superficie de la corteza terrestre. El enfriamiento del magma es rápido en la intemperie, por lo que no se producen cristales grandes, apenas granos finos o texturas amorfas.

Presentan en ocasiones huecos, formados por gases que se evaporan durante la consolidación. Son producto de dorsales oceánicas, rift, zonas de subducción, arcos insulares y el vulcanismo intraplaca.

¿Cuál es la composición química de las rocas ígneas?

Las rocas ígneas están formadas esencialmente por cuarzo, feldespatos, feldespatoides, micas, piroxenos, anfíboles y olivinos. En ocasiones presentan, en volumen reducido, magnetita, apatito, titanita, zircón y rutilo, entre otros minerales accesorios. Algunos, minerales ricos en hierro y en magnesio, con bajo contenido en sílice, como el olivino, anfíbol y piroxeno, denominados silicatos oscuros o ferromagnésicos.

Otros, minerales con más cantidades de sodio, calcio y potasio que de hierro y magnesio, ricos en sílice. Entre ellos cuarzo, moscovita y feldespatos, clasificados como silicatos claros.

¿Cuáles son sus curiosidades?

El granito es una de las rocas ígneas más populares y utilizadas en la construcción, tanto en la arquitectura como en la decoración. Es el componente principal de la corteza terrestre y el segundo material más duros del planeta, superado sólo por el diamante.

Posee colores y patrones únicos, que responden a los distintos componentes y procesos de formación. Son comunes los granitos blancos, amarillos o grises, pero existen además rojos y azules, caracterizados por su rareza.

Los egipcios fueron los primeros en explotar esta singular roca para la construcción de grandes templos y obeliscos. Un ejemplo fascinante es el Obelisco de Hatshepsut, construido en el año 1457 a.C., mide 28,58 metros de altura y pesa 343 toneladas. Fue tallado en una única pieza de granito rosa.

Ejemplos

¿Cómo citar este artículo?

Torrealba, Adriana. (2021). Rocas ígneas. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/rocas-igneas/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Rocas Rocas sedimentarias
Rocas metamórficas