Placas tectónicas

Vista de las distintas placas tectónicas
Placas tectónicas » Qué son, características, cómo se forman, tipos, movimientos

Las placas tectónicas son las piezas sólidas y diferenciadas que integran la litósfera. Se clasifican como continentales u oceánicas, primarias y secundarias. En el primer orden se hallan las placas de mayor tamaño, algunas llevan el nombre del continente en el que se encuentran. Las secundarias, son más pequeñas e igual de significativas en la constitución de la capa superficial de la Tierra. También en el desarrollo de los procesos geológicos y atmosféricos derivados de su interacción.

¿Qué son las placas tectónicas?

Las placas tectónicas son las secciones sólidas que componen la litosfera, capa más superficial de la Tierra. Constituyen la corteza de continentes y océanos. Según la teoría de la tectónica de placas, originada en el siglo XX, la litosfera está dividida en quince bloques grandes y más de cuarenta relativamente pequeños. Son formaciones rocosas compactas que encajan, se frotan o alejan encimadas en la astenósfera, área flexible del manto superior del planeta.

En los límites de las placas se manifiestan sismos, volcanes y otros procesos tectónicos que crean o transforman el relieve. 

¿Cuáles son las características de las placas tectónicas?

Las placas tectónicas o placas litosféricas, representan la corteza y zona más externa del manto. Son bloques de rocas frías, rígidos, sólidos y uniformes que se desplazan parsimoniosamente sobre la astenósfera.

Su espesor, composición y peso, varían de acuerdo a su tipo: oceánica o continental. Las placas oceánicas tienen cerca de 65 kilómetros de grosor. La integran rocas basálticas, densas y pesadas. Las placas continentales tienen mayores dimensiones, cerca de 120 kilómetros de profundidad, y una composición variada. Las forman rocas graníticas, de naturaleza más liviana.

Las placas tectónicas no son del tamaño de los continentes. Una placa puede abarcar superficie continental y oceánica; y un continente, estar compuesto por dos o más placas articuladas.

¿Cómo se forman?

Se crean a partir de procesos externos e internos. Es posible que, al principio, la Tierra estuviera cubierta por una gran corteza como la observada en la litosfera de Venus, y un fenómeno único causara la ruptura.

El hallazgo de un agujero milenario, datado de hace 100 millones de años, permitió a los científicos comprobar que el magma del manto, que existente bajo la litosfera, busca una salida. Se vale de los puntos débiles o fisuras de la corteza para desbordarse. Una vez se enfría, la parte adherida a los bordes constituye una nueva fracción de la placa, que impulsa el deslizamiento de las láminas contiguas.

La teoría de la tectónica de placas expone la existencia antigua de un supercontinente llamado Pangea, del que se desprendieron los fragmentos que hoy configuran el planeta. También que los gigantes bloques se desplazan lentamente a través de millones de años, como flotando sobre el manto maleable. Y que la corteza terrestre se extiende desde el fondo de los océanos.

¿Qué tipos de placas tectónicas hay?

Existen dos tipos de placas tectónicas: continentales y oceánicas.

¿Qué movimientos tienen?

Las placas tectónicas tienen tres tipos de movimientos: convergentes, divergentes y transformantes. Generalmente se asocian a los límites o bordes de placa, donde se origina la mayor actividad.

¿Qué provoca los movimientos de las placas tectónicas?

Los desplazamientos están asociados al núcleo de la Tierra, la maleabilidad del manto y las diferencias de temperatura y densidad. La astenósfera, manto en el que reposan las placas, está sometida a una alta presión y calor. Temperaturas que oscilan entre los 300 y 500 grados Celsius, hacen de la roca sólida una forma moldeable, fluida, movida por las corrientes de convección.

El calor generado por el núcleo de la Tierra calienta y hace menos densas las rocas que constituyen el fondo del manto. En su estado semilíquido son transferidas desde el fondo hacia la litósfera. Cuando las rocas pierden calor en la superficie, se hacen espesas y pesadas, inicia nuevamente su descenso a las profundidades.

El ascenso de la materia caliente y liviana y el descenso de la fría y pesada, es una dinámica interna dilatada. Las corrientes de convección en el manto, impulsan la atracción, intersección o alejamiento de las placas.

¿Cómo se distribuyen las placas tectónicas?

La litosfera se divide en 15 placas principales y 43 secundarias.

Entre las primeras se enumeran:

43 placas menores:

¿Por qué son importantes?

La superficie de la Tierra está constituida por masas inmensas, que se empujan, friccionan y chocan entre sí. Este dinamismo es responsable de la creación y transformación del paisaje, también de hacer al planeta un lugar habitable. Cuando la astenósfera semilíquida cede a las corrientes, crea un magnetismo que protege a las siguientes capas. Se liberan gases desde el interior de la Tierra y se crea nueva superficie con lava fresca.

Los movimientos de las placas actúan en el ciclo del carbono. Permiten la entrada y salida del elemento desde el interior de la Tierra, regulando la proporción de dióxido de carbono en la atmósfera.

La actividad tectónica lleva rocas frescas a la superficie, que ayudan a la liberación de minerales. Las montañas canalizan el aire hacia arriba contribuyendo a la formación de nubes y precipitaciones que ayudan a extraer el carbono. Y los volcanes direccionan de nuevo el dióxido de carbono a la atmósfera, generando un equilibrio en la temperatura. 

¿Cuáles son las curiosidades de las placas tectónicas?

La dinámica tectónica explica gran parte de la estructura y comportamiento de la Tierra. Origina montañas, fosas, sismos, volcanes e influye en la composición de la atmósfera.

El despliegue de las placas es lento, imperceptible en corto plazo. Sin embargo la energía acumulada en el interior de la Tierra es tal que al liberarse a través de movimientos convergentes forma una cordillera como el Himalaya. O tras la dinámica divergente, de alejamiento de los bloques, valles como el Rift de África.

Se estudia su vínculo con la evolución de la vida compleja. Es probable que el choque fortuito de los continentes haya proporcionado nutrientes en momentos significativos de la diversidad biológica. Entre ellos, la legendaria explosión del Cámbrico, ocurrida hace 500 millones de años, que originó las actuales formas de vida.

Ejemplos

La placa de Nazca está ubicada en el océano Pacífico, junto a la costa occidental de América del Sur. Concuerda con el litoral de Colombia, Ecuador, Perú y parte de Chile. El borde oriental se encuentra hundido bajo la placa Sudamericana, interacción que ha dado origen a la fosa peruano-chilena y a la cordillera de los Andes. El área de subducción integra el llamado cinturón de fuego del Pacífico, zona sísmica y volcánica.

La inmensa estructura limita además con la placa Antártica, con la placa del Pacífico y la placa de Cocos. Bordes en los que se han creado la dorsal de Chile, dorsal del Pacífico Oriental y dorsal de Galápagos, respectivamente.

¿Cómo citar este artículo?

Torrealba, Adriana. (2021). Placas tectónicas. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/placas-tectonicas/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Tectónica de placas Deriva continental
Capas de la Tierra Talud continental
Mapa geológico Plataforma continental
Corteza terrestre Fosa oceánica