Calcio

La leche ofrece un gran aporte de calcio
Calcio » Qué es, características, para qué sirve, beneficios, alimentos

El organismo requiere de numerosas sustancias para tener un desempeño eficiente. El calcio es una de ellas, pues interviene en numerosas funciones, incluida la formación y fortalecimiento de nuestra estructura ósea y dental. Este mineral es uno de los más abundantes en el cuerpo humano y su consumo resulta vital. Conocer sus beneficios y contraindicaciones ayudará a comprender su importancia.

¿Qué es el calcio?

Cuando se habla de calcio nos referimos a un macromineral. Está presente en la naturaleza y en el cuerpo humano. Químicamente su nomenclatura es Ca y atómicamente su número es 20.

De todos los minerales que se hallan en el organismo, él es el más cuantioso. Por ello, médicos y nutricionistas recomiendan consumir dosis altas a diario. Los requerimientos varían según la edad y condiciones individuales. Su descubrimiento ocurrió en 1808, de la mano del científico Humphry Davy.

¿Cuáles son sus características?

¿Para qué sirve?

Además de su función principal de colaborar en el fortalecimiento, crecimiento y salud del sistema óseo y dental, asimismo cumple otros roles de envergadura como, por ejemplo:

¿Qué beneficios tiene?

¿Qué alimentos contienen calcio?

Los lácteos son los principales productos alimenticios que poseen cuantiosos niveles de calcio. La protagonista es la leche con sus derivaciones. Yogurt, queso o suero es la forma más sencilla de obtenerlo, sobretodo porque se absorben con facilidad.

Consumir leche completa es lo ideal, especialmente para los niños. Sin embargo, las formas desgrasadas o desnatadas también son buenas, pues el hecho de quitar la grasa no baja la cantidad del mineral en ellas.

Aunque en menor medida, otros alimentos están enriquecidos con la sustancia. Tal es el caso de los vegetales cuyas hojas son verdes, leguminosas, nueces, semillas y pescados con espinas comestibles blandas.

¿Cómo se toma el calcio?

Cada organismo es distinto, pero en hay recomendaciones generales para la ingesta diaria del Macromineral. A menudo con las comidas no se consigue la ración establecida por los nutricionistas. Hervir, freír o estofar los alimentos hace que se pierda gran cantidad de sus propiedades nutricionales. Lo ideal es saltearlos o cocerlos al vapor. También ocurre que algunas combinaciones evitan que la sustancia se absorba por completo. Por ejemplo, las espinacas o el salvado de trigo se pegan al calcio y evitan que se fije en el organismo.

Por día, las cantidades necesarias para garantizar una buena nutrición son: 200 mg para infantes menores de 6 meses, 700 mg para chicos entre 1 a 3 años, 1000 mg para niños de 4 a 8 años y 1300 mg para chicos de 9 a 18 años. Ente 1000 y 1200 mg para adultos entre 19 y 50 años. Lo máximo seguro es de 3000 mg diarios.

¿Cómo podemos aumentar el nivel de calcio en el cuerpo?

La ingesta de suplementos es la mejor manera de incrementar y asegurar la ración estipulada al día. Muchos multivitamínicos que se comercializan en las farmacias lo contienen. Las dosis son diversas según el producto. También se mercadea solo (aunque lo mejor es que venga acompañado de vitamina D). Las formas más comunes de hallarlo son en Carbonato de Calcio y Citrato de Calcio.

Comúnmente las pastillas van de 200 a 500 mg. Lo mejor será escudriñar la etiqueta para corroborar las cifras. Lo más recomendable es tomarlos con el estómago lleno. Otros tipos del mineral que se pueden comprar o que se añaden a algunos productos son el gluconato, lactato o fosfato. Consultar al médico antes de elevar su ingesta del mineral es lo más aconsejable.

¿Tomar calcio engorda?

La ingestión continua de calcio no produce sobrepeso u obesidad. Se ha determinado que incluso consumirlo ayuda en los regímenes de adelgazamiento. Cuando lo tomamos de fuentes lácteas hace que se produzca menos grasa en el cuerpo. Igualmente, ayuda que se destruyan las células grasosas en el organismo.

¿Qué efectos secundarios tiene tomar calcio?

Las consecuencias adversas a la ingesta de calcio se asocian a un abuso en su consumo. Incrementar la dosis demasiado y por muy largo tiempo puede devenir en cálculos en los riñones.

Como la primordial fuente del Macromineral son los lácteos, las personas intolerantes a la lactosa pueden tener dificultades para aprovechar la sustancia. Para evitarlo se pueden optar por productos deslactosados los cuales le brindarán beneficios.

Algunas investigaciones científicas señalan que en exceso puede perjudicar a personas hipertensas o que tengan enfermedades cardiovasculares.

Es imperativo consultar a su médico de cabecera si desea consumir suplementos dietarios del mineral. Según su historial y antecedentes clínicos se podrán ajustar las dosis adecuadas. Además, existen medicamentos que inhiben la absorción de calcio y si toma alguno de ellos no será favorable.

Para quienes no toleran los lácteos o no les gusta hay otras opciones. Por ejemplo, muchos productos industrializados poseen calcio añadido. Estos son fáciles de conseguir en los supermercados y tiendas de comestibles. Basta con detallar la etiqueta para ver qué cantidad del mineral u otras vitaminas se adicionaron.

A menudo se le agrega a panes blancos e integrales. También es muy común que lo posean jugos de naranja pasteurizados, cereales listos que se ingieren en el desayuno, en el tofu y bebidas de soya. Varios alimentos para bebés como pastas y compotas de frutas suelen contar con sus bondades.

Otra gran opción es optar por frutos del mar como langostinos, gambas, cigalas, sardinas, salmón y anchoas. Las versiones enlatadas o empacadas son igual de buenas. Lo importante es no dejar de consumir este importante elemento que es sinónimo de buena salud.

¿Cómo citar este artículo?

Castro, Laura. (2021). Calcio. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/calcio/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Omega 3 Omega 6
Omega 9 Fósforo
Zinc Potasio
Sodio Hierro