Grasas saturadas

Estructura de las grasas saturadas
Grasas saturadas » Qué son, características, para qué sirven, tipos, alimentos

Un porcentaje importante de la nutrición incluye grasas. Sin embargo, todas no son iguales, unas son más sanas que otras. Así localizamos, las llamadas grasas no saturadas y las grasas saturadas. Estas últimas, identificadas como malas, ya que pueden ser causantes del incremento del nivel de colesterol en la sangre.

¿Qué son?

Las grasas de ordinario, se componen por moléculas de triglicéridos. Estas a su vez la conforman ácidos grasos, catalogados según los dobles enlaces presentes en sus moléculas. Las denominadas grasas saturadas carecen de enlaces dobles.

Son ácidos grasos saturados, es decir, cadenas de átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno. Con la particularidad de que todos los átomos de carbono, se unen con enlaces químicos simples resultando unas moléculas lineales, sin curvas o ángulos, fácil de compactarse y con una temperatura de fusión elevada.

Por la razón anterior, presentan un estado sólido en condiciones normales de temperatura. Se estima fundamental ingerir algunas de ellas, ya que las mismas le dan al cuerpo la energía necesaria para trabajar apropiadamente. No obstante el consumo termina siendo dañino, si es exagerado.

¿Cuáles son las características de las grasas saturadas?

¿Para qué sirven?

¿Qué tipos de grasas saturadas existen?

En total se conocen 4 tipos de grasas saturadas, que se hallan incursos dentro de dos categorías. Las llamadas sanas y las no tan sanas.

Entre las saludables están:

  1. Monoinsaturadas
  2. Poliinsaturadas

En las no saludables se encuentran:

  1. Las saturadas
  2. Las trans

Los lípidos y los óleos se clasifican según sea su origen, en vegetal o animal. Las procedentes de animales, tales como mantequilla y tocino de cerdo, son la fuente primaria de estas grasas. Siendo una excepción el aceite de pescado, que aparecen en forma líquida y no sólida como es lo normal.

Las derivadas de las legumbres corrientemente retienen más manteca no saturada que las de los animales. Están a temperatura normal en forma líquida, con tal no hayan sido hidrogenadas.

El objetivo debe ser, tratar de optar por las grasas sanas, consumir menos de las no sanas y conservarse dentro de los gramos recomendados de consumo de grasa.

¿Qué alimentos contienen grasas saturadas?

Como ya se mencionó, la mayoría de las provisiones que encierran grasas saturadas vienen de los animales. Dentro de estos se encuentran:

Cabe destacar que no significa que dichos comestibles se deban soslayar o excluir de los menús, sino que se procurara consumirlos con moderación, buscando conseguir un sustento equilibrado. Debe tenerse en consideración que la cantidad de manteca saturada varía en cada producto.

Por ejemplo, la leche completa posee cerca de un 60 % de esta grasa. En cambio en las carnes de pollo, peces o amarillo del huevo, está en torno al 30 %. Es cuestión de seleccionar qué alimentos se prefieren consumir en una dieta controlada.

¿Cómo eliminar las grasas saturadas?

Al momento de elaborar los sustentos y seleccionar los ingredientes para consumir, es bueno aceptar ciertos consejos, de manera que se evite un consumo grande de grasas malas. La idea es buscar e incorporar una rutina de productos equilibrados que contemple mayor uso de grasas no perjudiciales. Es así que se recomienda:

¿En qué se diferencian las grasas saturadas de las insaturadas?

Éste tipo de grasa es sólida a condiciones normales de temperatura, mientras que las insaturadas son líquidas. E igualmente estas últimas, se distinguen por ser poco duraderas en el organismo, se estima que permanecen escasos días o incluso horas.

Por el contrario, las grasas saturadas son menos activas, pero más estables y duraderas. Estas logran subsistir en el organismo con el fin de servir de provisión para épocas de menor actividad como períodos relacionados con el invierno y por deducción, de mayor necesidad.

Los ácidos grasos saturados no poseen enlaces dobles entre los átomos de carbono individuales. En los insaturados existe, al menos un doble enlace en la cadena de ácidos grasos.

La saturada se suele conocer como malas y la insaturada, como buena. Las primeras al contrario que las segundas se consideran no sanas para el corazón, porque ayudan a que suban los valores del colesterol.

Se hallan esencialmente en los suministros procedentes de los animales, fundamentalmente de la carne y lácteos. De igual modo en comidas fritas y envasadas. Las insaturadas se ubican en alimentos como los pescados, aceite de canola, nueces, tofu y otros.

¿Qué consecuencias tiene el consumo de grasas saturadas?

Es bastante perjudicial ya que aumenta los niveles de LDL, colesterol malo, que como ya se sabe, es el que proporciona u origina más daño como acrecentar el peligro de padecer enfermedades y dificultades cardiovasculares. Además, padecimientos como la ateroesclerosis, incidentes cerebro vasculares o ataques coronarios.

Es importante impedir, dentro de lo permitido, consumir grasas saturadas. Debe tratar de limitarse su ingesta a solo un 10 % de la energía total diaria. El consumo de cantidades mayores, puede estar estrechamente asociado a problemas de obesidad.

¿Engordan?

Los alimentos con alto contenido de grasa agregan calorías extras a la dieta y provoca que se suba de peso. Todas conllevan a engordar, porque ellas suministran reservas de energía al organismo.

No obstante, es bueno saber que lo beneficioso o perjudicial de un tipo de grasa u otra no tiene que relacionarse exclusivamente con la obesidad. Pero es significativo diferenciarlas, porque su efecto en el cuerpo es muy distinto. Igualmente, no intervienen de forma directa en un mayor o menor grado en intoxicaciones del cuerpo.

La grasa es un nutriente necesario para la vida, rica en proteicos, carbohidratos, vitaminas y minerales. Es necesaria y no se debe, bajo ninguna concepción, eliminarla de una dieta proporcionada para adelgazar. Lo que sí se puede es controlar las proporciones ingeridas y decidir entre las saludables y las perjudiciales.

En si lo dañino depende de la cantidad razón por la cual debe consumirse con moderación. Cuando se ingieren, el organismo requiere de sistemas metabólicos complejos y, por lo demás, acidifican el medio en general.

Ejemplos

Algunos alimentos notorios que sirven de ejemplo para observar una cantidad de grasa saturada en porciones típicas, son:

No es perjudicial darse un gusto con este tipo de alimentos de vez en cuando. Lo recomendable es limitar la asiduidad con la que se consume y controlar la cantidad de las porciones a ingerir.

¿Cómo citar este artículo?

Ramos, Marlene. (2021). Grasas saturadas. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/grasas-saturadas/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Fibra alimentaria Fibra insoluble
Fibra soluble Grasas poliinsaturadas
Grasas insaturadas Grasas monoinsaturadas
Calorías Colesterol