Ácido fólico

Las espinacas son un alimento rico en ácido fólico
Ácido fólico » Qué es, para qué sirve, propiedades, beneficios, alimentos

Dentro de las vitaminas que se consideran fundamentales para el organismo se halla el ácido fólico. Esta sustancia tiene muchísimas propiedades y beneficios. Es muy conocida su importancia en el proceso de desarrollo del feto. Muchos alimentos lo poseen, pero para asegurar su presencia hay suplementos farmacológicos que se pueden ingerir. Conocer su acción es primordial.

¿Qué es el ácido fólico?

Cuando hablamos de ácido fólico nos referimos a una vitamina. Es una de las pertenecientes al complejo B, específicamente se trata de la B9. Otras formas de denominarlo son folacina y folatos. Etimológicamente proviene del latín “Folium” cuya traducción sería “hoja”. Sus funciones son diversas y prioritarias para el cuerpo humano, especialmente durante la gestación.

Este compuesto se descubrió en los años 40. Los primeros en aislarlo (al obtenerlo de hojas de espinaca) fueron los científicos Esmond E. Snell, Roger J. Williams y Herschel K. Mitchell. Fue entre las décadas de los 50 y los 60, cuando se determinaron sus importantes acciones en las células y formación fetal. Desde entonces, se recomienda ampliamente su ingesta, e incluso muchos productos alimenticios industrializados son enriquecidos con él.

¿Para qué sirve?

La principal acción del ácido fólico es la de proteger las células. Influye para que éstas se produzcan y se mantengan sanas. Esta función cobra vital importancia cundo ocurren el crecimiento y las divisiones celulares de manera rápida. Es decir, durante el embarazo y los primeros años de vida.

La vitamina B9 interviene para que se replique el ADN (información genética). Cuando hay carencia de ella la médula ósea se ve afectada, pues se hace muy difícil que se dividan y sinteticen las células, y es en la médula donde ocurre este proceso. Entonces las células que se forman son irregulares (megaloblastos) y dan paso a la denominada Anemia Megaloblástica. Esto puede darse tanto en niños como en adultos con insuficiencia de la sustancia.

Los folatos también cumplen un rol primordial en la descomposición, creación y uso de las proteínas en el organismo. Esta tarea la realizan en conjunto con las vitaminas C y B12.

¿Cuáles son sus propiedades?

 ¿Qué beneficios tiene?

¿Qué alimentos contienen ácido fólico?

Son muchos los alimentos que nos provee la naturaleza con un buen contenido de ácido fólico. Proteínas animales como el pollo (alas, muslos, pechuga e hígado), carne de res, hígado de res y de cerdo, huevos, leche, yogurt y sardinas son una gran fuente. Futas como las naranjas, piñas, tomates, mangos y moras también lo poseen. Además están las caraotas, frijoles, vainitas, arvejas, lentejas, maníes, lechugas, remolachas, espinacas, brócolis, coliflores, repollos, aguacates, batatas, patatas, avena, panes integrales, arroces y pastas enriquecidas.

Es importante considerar la cocción de los alimentos para aprovechar la presencia de la vitamina B9. Esta es sensible al calor y la luz. Si sobre cocinamos los productos se pierden hasta un 40% del ácido fólico. Lo mejor el hervir los vegetales por pocos minutos o preferir la comida al vapor o salteada. Evitar a toda costa freírlas. Además de ser más saludable, se conservan los nutrientes.

No es sencillo obtener la cantidad requerida de esta vitamina solo con la dieta. A menudo, solo se alcanza hasta unos 200 microgramos diarios, cuando lo ideal sería tomar el doble. Es por ello que existen suplementos farmacológicos que se pueden tomar de forma segura. Vale la pena destacar que siempre es recomendable acudir a su médico de cabecera para que le indique la dosis y perfecta para cada caso. En las embarazadas el ginecólogo le indicará la ración exacta.

¿Cómo se toma el ácido fólico?

Para tomar ácido fólico hay que considerar los requerimientos personales. Estos varían por la edad, condición física, sexo, entre otros. Una carencia de esta vitamina puede acarrear graves dificultades para nuestra salud. Anemias, encías inflamadas, diarreas, infertilidad o baja fertilidad, dolencias gástricas, depresiones, cansancio, debilidad, fallas en la memoria, retraso en el desarrollo y hasta demencia. Su ingesta durante la gestación evita importantes malformaciones congénitas como la espina bífida.

Además de su consumo natural en la dieta, institutos internacionales de nutrición como la “Food and Nutrition Board of the Institute of Medicine” han establecido dosis diarias por grupos etarios. Las recomendaciones son las siguientes:

Bebés de 0 a 6 meses necesitan 65 mcg al día y de 7 a 12 meses 80 mcg. Los niños deben consumir de 1 a 3 años 150 mcg diarios, de 4 a 8 años 200 mcg y de 9 a 13 años 300 mcg. Los adolescentes y los adultos a partir de los 14 años (hombres y mujeres) requieren 400 mcg al día. Las embarazadas deberían consumir 600 mcg diarios y en periodo de lactancia 500 mcg. 

¿Hay que tomar ácido fólico en el embarazo?

Es imperativo que las mujeres tomen ácido fólico durante el embarazo. Incluso, se indica que las féminas ingieran la vitamina cuando están fértiles, tienen pareja y son sexualmente activas. Esto se debe a que hay estadísticas que señalan que al menos, en los Estados Unidos, un 50% de los embarazos no son planificados. Tomarlo en la edad reproductiva ayudaría a evitar complicaciones con el feto.

El folato actúa en la formación del tubo neural. Esta función previene malformaciones genéticas de gravedad, como la anencefalia (cerebro) y la espina bífida (columna vertebral). También cuando hay insuficiencia de la vitamina puede generarse hendidura paladar y de labio. Igualmente, una carencia hace que los bebés nazcan con un peso por debajo del normal o que sean prematuros.

Especialistas señalan que la cantidad mínima de ingesta durante la preñez debe ser de 400 mcg. En ocasiones hay que tomar una dosis mayor si hay afecciones previas. Será el médico tratante quien definirá la cifra según el historial de la paciente.

¿Engorda el ácido fólico?

En ácido fólico no engorda. En realidad, ninguna vitamina produce sobrepeso u obesidad. Una dieta alta en calorías y un estilo de vida sedentario son los que contribuyen al alza de peso. Son muchos los beneficios de su ingesta. Algunos nutricionistas señalan que si hay una ingesta elevada de folato puede aumentar el apetito, pero si se mantiene una alimentación balanceada no hay problemas.

¿Qué contraindicaciones tiene?

Son muy pocas las contraindicaciones del ácido fólico. Es difícil que se produzca una toxicidad, pues la vitamina se disuelve en agua y posteriormente se elimina a través de la orina. Sin embargo, los efectos secundarios que se pueden producir están relacionados a un consumo excesivo del folato. Lo máximo que recomiendan ingerir es 1 miligramo diario. Cuando se supera esa cifra podrían disminuir la cantidad de vitamina B12 en el organismo. Esta sustancia cumple múltiples funciones biológicas.

También hay que tomar en cuenta que en exceso interfiere con los medicamentos que se indican para tratar la malaria. Por su parte, los fármacos anticonvulsivos hacen que el cuerpo no absorba la vitamina.

Ejemplos

Los beneficios de la ingesta de ácido fólico están asentados científicamente. Es tal su importancia, que por ejemplo, muchos alimentos industrializados son fortificados con la vitamina. Esto se hace porque algunos gobiernos exigen brindar nutrientes necesarios a la población. Es así como podemos conseguir cereales para el desayuno, panes, harinas, jugos y arroz enriquecidos con folato.

¿Cómo citar este artículo?

Cabeza, Nadiuska. (2021). Ácido fólico. Recuperado el 8 de septiembre del 2021, de Faqs.Zone: https://faqs.zone/acido-folico/

WhatsappTwitterFacebook
Temas relacionados
Omega 3 Omega 6
Omega 9 Fósforo
Zinc Potasio
Calcio Sodio